Revista Mía

5 errores al desayunar que se notan en la báscula

Hay muchos errores que cometemos en el desayuno que se traducen en kilos de más. Te hablamos de ellos.

Siempre se dice que el desayuno es la comida más importante para arrancar y empezar bien el día, sin embargo, no le damos el lugar que merece. Solemos prestar más atención a la comida, y eso es clave, pero no debemos olvidar el desayuno. ¿Sabías que muchos de los errores que se cometen con el desayuno pueden ser los responsables de los kilos de más?
Cuando decimos que el desayuno influye en la báscula no solo nos referimos a elegir mal el tipo de alimentos que tomamos en esta primera comida del día, que obviamente también, pero además es fundamental entender que no desayunar nada no es buena idea: los expertos recomiendan 5 comidas diarias precisamente para que el metabolismo esté activo y la quema de calorías sea más eficaz y constante.
Otro error muy repetido es, como decíamos, elegir mal los alimentos o bebidas que vamos a tomar en él: la bollería industrial es una mala opción y a la hora de elegir la bebida siempre es buena opción decantarse por una infusión, leche desnatada, leche de avena, etc. Hay muchas opciones más saludables que, por ejemplo, un batido industrial y, entre una pieza de fruta o un zumo, la pieza entera siempre es mejor alternativa.
¿Eres de los que no come nada en el desayuno y empieza el día con un té o un café únicamente? Debes saber que tampoco es la mejor idea, ya que el cuerpo necesita combustible y energía para poder ponerse en marcha. Además, si no tomas nada de comer en el desayuno, a media mañana es probable que tengas mucho más hambre y sea más fácil caer en la tentación de elegir alimentos menos saludables para tomar un tentempié...
¿Lo primero que haces al desayunar es coger el móvil y empezar a revisar tus redes sociales, el mail y las noticias? Debes saber que al hacer esto no prestamos atención a lo que estamos haciendo y comiendo y se suele traducir en comer más de la cuenta al estar despistados y distraídos.
Cuidado con el abuso de los azúcares simples, los hidratos de carbono (cereales no integrales, etc) y con las grasas saturadas (presentes en mantequillas, margarinas y determinados embutidos), ya que también están muy presentes en los desayunos de mucha gente.
¿Quieres saber cuáles son los principales errores que cometemos al desayunar y que impiden adelgazar? Te los contamos.
tracking