Revista Mía

4 razones para trabajar los abdominales

Si fortaleces los músculos abdominales, desaparecerán el dolor de espalda, las malas digestiones y otros trastornos.

Si fortaleces los músculos abdominales, desaparecerán el dolor de espalda, las malas digestiones y otros trastornos.

1 – Facilita la digestión

Si trabajas habitualmente este grupo de músculos, pronto notarás una agradable sensación parecida a la que sentirías si recibieras un suave masaje en el estómago. Las contracciones abdominales estimulan la motilidad del tubo digestivo, lo que favorece el tránsito intestinal, mejora las digestiones difíciles, elimina las molestias de los gases y evita el estreñimiento.
Una buena flexibilidad abdominal ayuda a combatir las tensiones de la espalda. Estos músculos constituyen un auténtico corsé natural que sostiene la columna, evitando que el peso del cuerpo se descargue sobre los discos vertebrales y las vértebras. Desarrollarlos es fundamental para evitar los dolores de espalda, sobre todo si llevas a menudo tacones altos.
Si practicas deporte con frecuencia, te resultará muy útil tener unos abdominales en plena forma. Si estos músculos están bien desarrollados, la espalda se encontrará segura y protegida, por lo que se minimiza el riesgo de lesiones en esta zona. Además, en algunos deportes como la natación, estos músculos optimizan el trabajo de los brazos y las piernas, por lo que, con menos esfuerzo, el rendimiento es mayor. Y en los deportes de combate y defensa, permiten una mejor rotación del busto, sin dañar la parte baja de la espalda, ya que permanece estable.
¿Te gustaría lucir un vientre plano, sin nada de grasa, mientras que el busto se mantiene firme y erguido, con la espalda bien recta? Pues esta silueta perfecta con la que sueñas, sólo es posible si tienes unos abdominales firmes y bien musculados. ¿Cómo conseguirlo? Con una dieta equilibrada y ejercicios abdominales adecuados y constantes.
A partir de los 20 años los músculos se relajan y se vuelven más flácidos. La vida sedentaria agudiza esta predisposición natural; sin embargo, si se practica habitualmente un deporte que ejercite la zona abdominal, los músculos se mantendrán en forma.
tracking