Revista Mía

He comido demasiado, ¿qué tomo?

En estas fechas se suceden todo tipo de compromisos y es difícil controlar lo que tomamos. Alivia las molestias digestivas con tisanas.

En estas fechas se suceden todo tipo de compromisos y es difícil controlar lo que tomamos. Alivia las molestias digestivas con tisanas que, además, tienen otros beneficios sobre la salud.

Cardomariano

Protege el hígado.
¿Para qué? “Combate  las sustancias hepatotóxicas (alcohol, grasas). Lo consigue gracias a la silimarina, un desintoxicante”, dice María José Crispín, nutricionista de Clínica Menorca.
Y además te va bien para: mejorar el tránsito intestinal.
Tómala con: fumaria, una planta medicinal que favorece el drenaje hepático.
Está contraindicada: en el caso de tener la tensión alta.
Ayuda a digerir la grasa.
¿Para qué? Para favorecer una correcta digestión tras una comida rica en lípidos. “Su efecto se debe a la boldina, una sustancia que estimula la función biliar y los jugos gástricos”.
Y además te va bien: cuando necesites paliar las molestias de una infección genitourinaria. Por otro lado, presenta propiedades diuréticas y antiinflamatorias.
Tómala con: romero, salvia y menta. Esta combinación es perfecta para proteger el hígado y la vesícula.
Está contraindicada: si sufres una enfermedad renal grave.
Alivia el empacho.
¿Para qué? Siempre que te sientas hinchada. “Toma esta tisana aguada. Así aumentas su acción depurativa”.
Y además te va bien para: prevenir la retención de líquidos. “Bebe la infusión antes de las comidas”.
Tómala con: achicoria y pensamiento; minimiza las rojeces y los eccemas.
Está contraindicada: si usas medicinas diuréticas.
Mejora la digestión.
¿Para qué? “Cuando necesites calmar dolencias estomacales, neutralizar los ácidos gástricos y acelerar el proceso digestivo”.
Y además va bien para: favorecer la relajación en estados de nerviosismo.
Tómala con: poleo, comino, canela... Hazlo media hora antes de ingerir alimentos.
Está contraindicada: si estás tomando ansiolíticos.
Mitiga la pesadez.
Para qué: “Alivia espasmos intestinales, calambres de estómago y cólicos, y ayuda a expeler los gases del estómago (eructar)”, apunta la doctora Crispín.
Y además va bien para: frenar molestos zumbidos y pitidos en los oídos.Tómala con: otras plantas digestivas y/o relajantes. Multiplicas el efecto buscado.
Está contraindicada: cuando se sigue un tratamiento antidepresivo, ya que puede potenciar su acción.
Activa el intestino.
¿Para qué? “Facilita la digestión de las grasas gracias a la cinarina, que también resulta útil para activar los movimientos intestinales (favorece la evacuación de deshechos)”.
Y además te va bien para: estimular la regeneración de las células del hígado.
Tómala con: tomillo y té verde. Purificas a tope.
Está contraindicada: como remedio habitual para tratar el estreñimiento y el edema., Podría enmascarar un trastorno grave de salud.
Disminuye las náuseas.
¿Para qué? “Resulta eficaz cuando tienes el estómago revuelto, sensación de que algo te ha sentado mal y/o experimentas ganas de vomitar”, dice la experta.
Y además te va bien: si necesitas proteger la mucosa gástrica, prevenir trastornos digestivos y despertar las ganas de comer.
Tómala con: ginseng. Da un plus de vitalidad y energía.
Está contraindicada: cuando se sufre algún trastorno hemorrágico o si tienes diabetes.
tracking