5 Cócteles... ¡De miedo!

¿Vas a hacer una fiesta de Halloween? Seguro que ya tienes el disfraz pensado, la casa decorada y el alcohol comprado (no nos engañemos, es básico en la fiesta). Sorprende a todos con estos 5 cócteles de Halloween.

¿Vas a hacer una fiesta de Halloween? Seguro que ya tienes el disfraz pensado, la casa decorada y el alcohol comprado (no nos engañemos, es básico en la fiesta). Pero por favor, ¡bebe con elegancia! Sorprende a todos tus invitados con estos 5 cócteles de "espeluznantes" diseñados por Chema García Rodrigo, barman de Folie. ¡No dejarás indiferente a nadie!

 

Zombie

Se trata de un cóctel dulce y bastante fuerte elaborado con zumos de fruta, licores y varios tipos de ron. “Se prepara mezclando, a partes iguales, ron blanco, ron dorado, ron oscuro, brandy, zumo de piña, zumo de naranja y un toque de granadina”, explica el barman. ¡Mézclalo bien y verás cómo se transforman tus invitados después del tercer sorbo!

 

Cocktail Vampire Kiss

Chema García Rodrigo explica que “es un cóctel elegante y entretenido para celebrar Halloween. Lo primero es escarchar la copa de cóctel con un poco de azúcar mezclado con granadina. Después se mezcla vodka y licor de frambuesa en una coctelera con hielo, se agita bien y se sirve en la copa hasta la mitad, luego se añade champagne”.

Como toque final, para conseguir que el licor flote en la superficie del cóctel, añadimos con la ayuda de una cuchara, un poco más de licor de frambuesa.

 

Caldero de brujas

Para preparar este cóctel se mezclan pisco, zumo de arándanos y zumo de piña a partes iguales, dando como resultado una bebida suave. “Por último, y para darle el toque terrorífico, añade hielo seco, creando una nube de humo perfecta para esta celebración”, añade el experto.

 

Monsters squash

Para esta receta colocamos, en la base de un vaso alto con hielo granizado, granadina, vodka, Blue Curaçao, zumo de manzana y zumo de plátano. “Como decoración, podemos añadir gusanos de gominola”, sugiere Chema García Rodrigo.

 

Corazón sangriento

Se trata de una versión del clásico Dry Martini. “En una coctelera con hielo, añadimos una parte de vermut y tres partes de ginebra. Agitamos enérgicamente hasta que se enfríe, y servimos la mezcla en una copa de Martini congelado, adornándola con un trozo de remolacha en escabeche en un pincho de cóctel, en lugar de la clásica aceituna”, recomienda García Rodrigo.

Continúa leyendo