5 espectaculares parques naturales de Alemania

¿Te gustaría que tus próximas vacaciones fueran ‘en verde’? Pues piensa en los maravillosos paisajes que encontrarás en Alemania para moverte a tus anchas. Volverás oxigenada.

¿Te gustaría que tus próximas vacaciones fueran ‘en verde’? Pues piensa en los maravillosos paisajes que encontrarás en Alemania para moverte a tus anchas. Volverás oxigenada.

 

1 Suiza Sajona: cicloturismo entre gigantes 

Dónde está. Este parque nacional se encuentra a solo dos estaciones de tren de Dresde (capital del estado de Sajonia, al este de Alemania), en la frontera con la República Checa. Aquí se rodó la película Las Crónicas de Narnia y parte de Malditos bastardos.

Por qué es especial. Porque gracias a sus formaciones rocosas (1.106 cumbres) está considerado la cuna de la escalada (si no te encuentras preparada para tal proeza puedes aprender en una de las muchas escuelas de la zona). Porque merece la pena atravesar el puente de Bastei que conecta varias rocas (es tanta su belleza que gastarás los megas de tu cámara fotográfica). Porque puedes seguir la ruta cicloturística del río Elba, que discurre junto al parque nacional, mientras alucinas con sus panorámicas.

Gastro. Imprescindible, probar la sopa sajona de patatas.

Dormir. Suiza Sajona Garni Grundmühle. En Bad Schandau – Krippen. Doble desde 82 €. (Expedia.es).

2 Jasmund: todo un mar de relajación

Dónde está. El parque nacional más pequeño de Alemania se sitúa en la isla de Rügen, que pertenece al estado de Mecklemburgo-Antepomerania, bañado con el mar Báltico (al noreste del país).

Por qué es especial. Por sus imponentes acantilados de roca caliza de 117 m de altura, una belleza natural que ya cautivó al pintor romántico Caspar David Friedrich hace 200 años, como se puede comprobar en muchos de sus cuadros (algunos de ellos se exhiben en el museo de la ciudad de Greifswald, a unos 90 km del parque). Porque puedes recorrer a pie o en bici una ruta de 8,5 km que bordea estos acantilados mientras sientes la brisa marina. Porque aquí están los hayedos más antiguos del país.

Gastro. El pescado ahumado es lo más tradicional de la isla. Lo preparan en todos los restaurantes.

Dormir. Jasmund Mare Balticum. En la isla de Rügen. Doble desde 49 €.

3 Hainich: senderismo por las copas de los árboles 

Dónde está. Este parque nacional se encuentra en el estado de Turingia, (centro del país), una región Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Lo delimitan la ciudad balneario de Bad Langensalza y el castillo de Wartburg, levantado junto a Eisenach, una de las capitales del estado.

Por qué es especial. Porque es un bosque salvaje que se puede cruzar a la altura de las copas de los árboles, gracias al sendero construido a 44 metros del suelo (está en Thiemsbur). Porque puedes visitar la Aldea del Gato Montés Hütscheroda y divertirte viendo a estos preciosos animales mientras desayunan tranquilamente en un claro del bosque. Porque te quedarás impresionada al ver el ‘abrazo’ del roble Betteleiche, que cuenta con unos 800 años de antigüedad, al borde del camino en la ruta Rennsteig, la más larga de Alemania.

Gastro: de esta región son típicas las salchichas Thüringer Rostbratwurst.

Dormir. Hainich Landhotel am Mittelpunkt. En Niederdorla. Doble desde, 50 € (Booking.com).

4 Hohes Venn-Eifel: castillos para enamorar

Dónde está. Este parque natural se encuentra en el estado de Renania del Norte-Westfalia, en la frontera germano-belga (al oeste de Alemania).

Por qué es especial. Porque en él se puede hacer un viaje en el tiempo: explorar cuevas de la Edad de Piedra, ver obras de los romanos o alucinar con los más de cien castillos, palacios y conventos que se desperdigan por el parque. Porque puedes hacer un itinerario siguiendo los tramos de la antigua línea ferroviaria de Vennbahn (con muy pocas pendientes). Porque en este parque está el museo al aire libre de Kommern, con más de 60 edificios de las diferentes regiones de Renania.

Gastro. Entre las especialidades regionales están las famosas galletas Aachener Printen y el jamón ahumado.

Dormir. Hohes Venn-Eifel Perlenau. En Monschau. Doble desde 89 € (Rumbo.es).

5 Barnim: el bosque de los berlineses

Dónde esta. El encontrarse a escasos 30 km de Berlín lo convierte en uno de los parajes naturales favoritos de los berlineses. Pertenece al estado de Branderburgo (noreste de Alemania).

Por qué es especial. Porque te entusiasmará la ruta de los 66 lagos (en torno a la capital alemana) a través de bosques, brezales y zonas pantanosas. Porque te puedes encontrar con caballos de raza fiorda que pastan a sus anchas por los bosques. Porque puedes hacer una ruta por el carril bici Berlín-Usedom y en el camino te toparás con restos de castillos eslavos y alemanes. Porque puedes recorrer el parque en un tren a vapor que parte de Berlín.

Gastro. Pide las plinsen, una especie de tortitas que pueden estar rellenas de queso quark, mermelada o chocolate. 

Dormir. Barnim Waldhotel. En Wandlitz. Doble desde 44 €. (Hoteles.com).

Continúa leyendo