5 parques para pasear en Madrid

Te proponemos 5 interesantes parques para disfrutar en la capital.

Madrid alberga una infinidad de parques. Te proponemos nuestra lista de los cinco con más encanto.

 

La Estufa Fría, Parque Juan Carlos I

 

En el Parque de Juan Carlos I, situado al nordeste de Madrid, se encuentra un jardín botánico con una colección de plantas exóticas que alberga más de 220 variedades. Está estructurado con sistemas de calefacción que logran un microclima en su interior. Gracias a su precisa ubicación y a su orientación, así como el uso de paneles de cristal, logra una total climatización natural que no necesita ningún consumo de energía.

 

Quinta de la Fuente de Berro

 

Este parque es uno de los pocos jardines históricos que se conservan del S.XVII. Es ideal para dar un paseo y disfrutar de sus estanques y frondosos árboles. Con un estilo  paisajista, cuenta, en la actualidad, con seis puertas de entrada. Situado en el barrio Salamanca, el lugar donde se encuentra este parque estaba destinado, en un principio, a ser de propiedad exclusiva de la realeza.

 

El Capricho

 

Uno de los parques más especiales de Madrid. En cada rincón de El Capricho, se esconde una historia. Robles, pinos, cipreses, y otros muchos árboles se disponen por este parque lleno de sensaciones y de visita obligada. Es uno de los parques que conforman el patrimonio artístico-natural de Madrid. El jardín, además, tiene tres estilos artísticos diferentes: el parterre o jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano

Quinta de los Molinos

 

Este parque se esconde en plena calle Alcalá, justo al lado del Metro Torre Arias. Ofrece un paseo muy agradable por todas sus zonas verdes y repletas de árboles y jardines. Un estilo romántico paisajista se une a otro más funcional y agrícola. Tiene una amplia variedad de especies como eucaliptos, olivos, pinos…destacando, sobre todo, los almendros, dignos de visitar en febrero o marzo, época de florecimiento.

 

El Retiro

 

No podemos olvidarnos de este parque, uno de los pulmones verdes de Madrid. Con más de 118 hectáreas fue construido en la primera mitad del Siglo XVII, dentro del proyecto paisajístico desarrollado para el palacio del Buen Retiro. Uno de los más emblemáticos de Madrid, cada esquina esconde una curiosidad histórica. Hasta el año 1868, con la revolución de La Gloriosa, este parque era propiedad exclusiva de la monarquía. 

Continúa leyendo