5 planes 'low cost' para San Valentín

Los tiempos cambian y el desembolso que suponen los ramos de flores, los restaurantes de lujo y las noches en hotel, no se los puede permitir cualquiera.

Los tiempos cambian y el desembolso que suponen los ramos de flores, los restaurantes de lujo y las noches en hotel, no se los puede permitir cualquiera. Pero, ¿desde cuándo es necesario tener dinero para celebrar el amor? El portal de planes eLowCost nos propone estos 5 planes asequibles para que disfrutes San Valentín sin arruinarte.

 

 

Yincana casera

 

Este juego tiene dos variantes: la romántica y la pasional. En cualquier caso es divertidísimo.

 

Coloca tarjetas por diferentes estancias de la casa que tengan como recompensa final una cena preparada por ti, un regalo especial... O directamente, a ti. Coloca una en la puerta, que le guíe a otras repartidas por la casa. Para encontrar las tarjetas deberá superar una serie de pruebas (pueden ser anécdotas que sólo vosotros conozcáis y le lleven a la siguiente pista, retos...) que le llevarán a la sorpresa final. ¿La estancia final? El comedor o el dormitorio, tú eliges (pero si optas por la cena, ¡prepárala tú! Nada de comprarla hecha. Te proponemos recetas aquí) No te lo pienses y ¡pon a tu pareja a jugar!

 

Maratón de tapas

 

Si a tu pareja lo que le pierde es comer y beber, y piensa que este día es un poco cursi, un maratón de tapas va a ser el mejor plan que le hayan preparado por San Valentín. Finge que tenéis una reserva en el típico restaurante romántico y acogedor, y llévale a un bar para tomaros una tapa. Cuando hayáis terminado la primera llévale a otro bar de tapas, y así sucesivamente hasta que hayáis probado una tapa en cada sitio. Informal, 'buenrrollista'...

 

Spa y relax en casa

 

No es difícil convertir tu casa en un lugar relajado y darle un cambio de aire para un día especial. Los spas y masajes suelen ser caprichos poco asequibles por lo que te proponemos que utilices tu propio hogar para regalarte a ti y a tu pareja una tarde de relax. Para conseguir la tranquilidad y paz necesaria para recrear este ambiente, utiliza velas aromáticas, por ejemplo de lavanda. Otro truco es sustituir las sales de baño por bolsitas de té, más económicas y propicias para el cuidado de la piel. Para completar el ambiente, una copita de vino y música ambiente. Si a tu pareja le gustan los masajes culmina este día con un buen masaje en la cama decorándola con pétalos y empleando una luz tenue. ¡Un plan relajante y muy sensual!

 

 

Ruta improvisada

 

Aprovechando que este año San Valentín cae en domingo, ¡qué mejor que sentirse un auténtico dominguero! Sorprende a tu pareja con una escapada en coche sin rumbo concreto. Este plan es ideal para la gente que vive en ciudad ya que es una buena oportunidad para visitar los pueblos de alrededor. La sensación de ir sin rumbo os gustará. Parad a comer en un sitio con encanto que habéis visto desde lejos, dad un paseo por un pueblecito remoto, etc. ¡Y no te olvides de la buena música para el coche! El plan perfecto para los más aventureros.

 

Arte y cultura

 

Si sois dos mentes inquietas que siempre quieren aprender más, esta opción es, sin duda, para vosotros. Localizad algún museo o exposición que os resulte interesante para visitar o si sois más de teatro quizá os apetezca ver una obra. Las grandes ciudades presentan una mayor oferta cultural pero en cualquier sitio podemos encontrar algo de arte y cultura para cultivarnos. Además, la oferta cultural gratuita o a precio económico es mucho más abundante de lo que muchos piensan, sólo tienes que investigar un poco.

 

 

Continúa leyendo