8 casas rurales para una escapada otoñal

Antes de que llegue el frío intenso y la pereza pueda con tus ganas de viajar, aprovecha para acercarte a uno de estos 8 hoteles rurales y casas de campo.

En ellos podrás relajarte y disfrutar de esta estación tan romántica.

 

 

Puerto Roque, Valencia de Alcántara, Cáceres (Extremadura)

Extremadura es tierra de descubridores y tierra por descubrir, como la zona del Tajo Internacional (al suroeste de la provincia de Cáceres), en donde se sitúan estos apartamentos rurales. Lo mejor de ellos es precisamente el lugar idílico en el que se encuentran,  junto a un bosque de pinos y castaños centenarios en el que podrás pasear y deleitarte escuchando los cantos de los pájaros. El complejo lo forman 5 casas de dos a seis plazas.

Precio: La casa para dos cuesta desde 70 € noche; para cuatro, desde 120 €.

Más info: www.puertoroque.com  y www.turismotajointer nacional.com.

La Casa Grande, Arcos de la Frontera (Cádiz)

Esta casa palacio del  siglo XVIII  (de Rusticae) es un lugar especial y lleno de encanto para  disfrutar de una escapada de otoño.  Te conquistará su  espléndido patio porticado, en el  que se sirve el desayuno y se organizan cenas a la luz de las velas,  igual que  su terraza,  situada en el mismo borde de la escarpada peña de Arcos de la Frontera, desde la que se divisan impresionantes atardeceres.

Cuenta con 7 habitaciones y es un buen punto de partida para realizar la ruta de los pueblos blancos y conocer las civilizaciones romana, árabe y andaluza.

Precio: Habitación doble, desde 69 €. Del 2 de noviembre al 23 de diciembre se aplica un 10 % de descuento sobre la tarifa.

Más info: www.rusticae.es

Tierras de Moya, Los Huertos de Moya (Cuenca)

Al lado  de la Villa de Moya, una ciudad medieval en ruinas en una de las zonas más desconocidas de la provincia de Cuenca, se encuentra este hotel rural de 11 habitaciones.  Este hotel rural se montó en una mansión del siglo XVIII rehabilitada. Los muros de piedra, los techos altos y la decoración rústica añadirán un poco más de encanto a tu estancia en este paraje castellano-manchego. En los bosques de los alrededores podrás dar largos paseos y apreciar el color de la naturaleza en otoño o recolectar setas.

Si te gustan los deportes de aventura, como paseos en quads, paint-ball, barranquismo o escalada, la empresa altairturismo.com  lo organiza todo a petición de los  clientes que  se hospedan en el hotel . Si prefieres no salir de sus paredes, también ponen a tu disposición tratamientos antiestrés, sesiones de spa, yoga o taichi. Su restaurante ofrece una rica cocina casera tradicional. 

Precio: Habitación doble, a partir de 82 € noche.
Más info: www.ruralka.com.

La Calma, Ribadesella (Asturias)

En honor a su nombre, en esta casa hallarás la calma. Entre su interior acogedor y su entorno privilegiado, rodeado de playas, montaña y río,  te será muy fácil  desconectar de todo. El extenso prado que hay frente a la casa es perfecto para encontrar un momento de silencio. Y Para mimarte un poco, la casa cuenta  con centro wellness, clases de reiki y yoga y programas de desarrollo personal que incluyen un servicio de coaching. Además, al estar a las afueras de Ribadesella, también tendrás la  ocasión de realizar el típico descenso del río  en canoa.  

Precio: Puedes elegir tu estancia en el hotel boutique de alquiler compartido (doble, desde 75 € noche) o en La  Calma cottage de alquiler íntegro para 7 u 8 personas (desde 200 € noche).   

Más info: www.escapadarural.com.

La Siuranella, Siurana (Tarragona)

El punto fuerte de este hotel de  6 habitaciones de la cadena Logis  es su situación: en  un pueblecito de 27 habitantes  de la comarca natural del Priorat, en la que podrás disfrutar de joyas del románico, de preciosas vistas al Montsant y, por supuesto, de los vinos  de esta Denominación de Origen. En el restaurante Els Tallers, del propio hotel, el chef, Pau, cocina productos de la tierra con matices exóticos.

Precio: doble, desde  98 € noche.

Más info: www.logishotels.com.

Emina, Valbuena de Duero (Valladolid)

Este hotel rural del Grupo Matarromera está rodeado de viñedos y bodegas emblemáticas de la Ribera del Duero. El complejo está compuesto por dos edificios: la antigua Casa Rural Emina, una casa castellana del siglo XVIII remodelada, con 4 habitaciones y 2 suites; y un edificio moderno con 9 habitaciones. En cualquiera de ellos desconectar será muy fácil aunque, como lo que seguramente te traerá hasta aquí será tu amor a la vinicultura, el hotel pone a disposición de los clientes  rutas enoturísticas y cursos de iniciación a la cata.

Si te apetece conocer la zona, en los alrededores hay espacios de imborrable belleza como el monasterio de Santa María de Valbuena, en la pedanía de San Bernardo, o los castillos de Peñafiel. Si te alojas en este Hotel, no dejes de visitar el monasterio cisterciense de Santa María de Valbuena, del siglo XII, levantado junto a la Ribera del Duero. 

Precio: habitación doble, desde 54 €/noche.
Más info: www.hotelruralemina.es.

Casa Zelaikoetxe, Ozeka (Álava)

Desde su espectacular salón acristalado podrás disfrutar de toda la belleza del valle de Ayala, un paraje espectacular a 500 m de altura, con vistas privilegiadas  de la Sierra Sálvada-Gorobel, ecosistema incluido en las ZEPA (Zona Especial para la Protección de Aves). Alrededor hay bosques y hayedos  para que te pierdas en ellos. 

En los prados cercanos pastan rebaños de ovejas de la raza latxa, con cuya leche se fabrica el queso Denominación de Origen Idiazábal, que tienes que probar. Te encantará cualquiera de sus seis habitaciones.

Precio: habitación doble, desde 55 €.

Más info: 945 06 10 41.

El Portón Segoviano, Cañicosa (Segovia)

A  los pies de la cara norte de Somosierra, a 5 km de Pedraza y 40 km de Segovia, está este complejo rural formado por 7 casas para 2, 4 o 6 personas . Cuatro de  las casas comparten jardín y piscina. Cada una de las otras tres dispone de un patio ajardinado. Hay un montón de caminos que recorrer desde las casas rurales, a pie o en bicicleta (tienen a disposición de los clientes 4 de ellas): a Colladillo (6 km), a Matabuena (3,5 km) o Pedraza (5 km).

También se pueden hacer excursiones por el río, a sólo  10 minutos de las casas. Y, por supuesto, disfrutar de la paleta de colores que ofrece el otoño.

Precio: casa para dos personas, desde 80 €/noche.

Más info: www.portonsegoviano.com.


Por: Raquel Mulas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo