8 claves para desconectar en vacaciones

Desconectar en vacaciones, en los últimos tiempos, no parece tarea fácil. Son muchos los factores que hacen imposible desconectar de la rutina. Por eso te damos las claves para que las disfrutes al máximo.

Las vacaciones plantean algunos problemas bastante frecuentes como no saber desconectar y la depresión postvacacional. ¿Cómo hacer frente a estas situaciones?

 

Descansa

 

Tan importante es trabajar como descansar: mereces estas vacaciones. Créetelo. Has trabajado duro este año y mereces descansar.

 

No hay nadie imprescindible: se las van a apañar sin ti y eso le dará a tus compañeros la oportunidad de aprender nuevas habilidades.

 

Eso sí, sé previsora: deja terminado tu trabajo. Delega la responsabilidad en alguien de tu confianza. Planifica las tareas antes de irte y ten en cuenta las posibles eventualidades.

 

Organiza tus vacaciones

 

Planifica tus vacaciones de acuerdo con tus gustos, tus necesidades y tu energía. Ten cuidado de no hacer un plan de “20 ciudades en 20 días” eso te agotará, pero ten en cuenta que vaguear durante 15 días también te agotará. Tómatelo con calma.

 

Adiós al ordenador

 

Tu ordenador portátil no cabe en la maleta. Deja el ordenador y la tablet en casa. No los necesitas. Llévate algún libro y disfruta de la lectura o de esas películas que no has podido ver durante el año.

 

¿Deporte en vacaciones?

 

Pues sí. Practica ejercicio físico. Acércate a la meditación y el mindfulness. Vive plenamente cada experiencia, serás mucho más feliz.

Concéntrate en disfrutar

 

Disfruta de la familia y los amigos. Son las personas a las que quieres y te quieren. ¿Por qué no demostrárselo estas vacaciones? Disfruta de las cosas que tienes: de los paseos, la playa, el olor del mar. Concéntrate en disfrutar con todos tus sentidos.


Tu alimentación es importante

 

Cuida tu alimentación. Eso te aportará un extra de energía y satisfacción.

 

¡Olvídate del móvil y las redes sociales!

 

Deja las redes sociales de lado: no es necesario que subas tus vacaciones a Instagram. Además, no es seguro.

Céntrate en disfrutar. No vayas con el móvil a todas partes, no lo necesitas. No es necesario contestar los whatsapp inmediatamente, deja un rato al día para contestar los mensajes y olvídate. Las urgencias no llegan por whatsapp.

 

La vuelta…

Cuando llegue el momento de regresar a tu trabajo no lo hagas bruscamente: ve incorporándote poco a a poco a las rutinas.

 

No es necesario aprovechar la playa hasta el último minuto. Regresa unos días antes para que te de tiempo a organizar tus cosas e ir paulatinamente acomodándote a tu vida diaria. Eso evitará esa sensación de depresión postvacacional.

 

Arantza Pérez Mijares, psicóloga y miembro de Doctoralia.

También te puede interesar:

Continúa leyendo