Aprende a hacer bien la maleta

A la hora de hacer la maleta todo son dudas. No sabes qué llevar y acabas metiendo cosas que no te pones y olvidando lo importante. Para hacer el equipaje de manera eficiente sigue estos prácticos consejos.

Llevas cosas que no te pones y olvidas prendas que te hubieran venido bien. Hacer la maleta es todo un arte y con una buena planificación es fácil acertar con el equipaje.

-Planifica bien tu viaje: piensa en los días que vas a estar, el clima, que tipo de ropa necesitas, si vas a una reunión, de turismo, si vas a ir a cenar, si hay spa en el hotel. Es importante que pienses en la agenda de cada día: un día puedes necesitar un traje más formal, un vestido, unos zapatos de tacón, unas botas… Piensa también en combinar piezas para ahorrar espacio: la americana del día puede quedar bien con un top lencero para la noche. Si el hotel tiene spa puedes meter el bikini para darte un baño relajante después de una dura jornada de trabajo.

-Antes de meter cosas en la maleta haz una lista. Lo primero, lo básico: ropa interior, medias y neceser, cargador, medicinas. Luego ve añadiendo la ropa para cada ocasión y los complementos. Si puedes pensar en uno que te valga en diferentes situaciones, mejor. Piensa al país o a la ciudad a la que vas, aparte de por las citas que tengas programadas o por el clima, ten en cuenta las costumbres: ciertas prendas quizás no sean las más adecuadas. Para la cosmética son muy prácticos los kits de viaje, dosis pequeñas de tus productos preferidos. Ahora todas las marcas los tienen.

-Elige prendas ligeras y complementos que puedan plegarse, sobre todo si viajas en avión. Cuando menos peso mejor. Además siempre es bueno que dejes espacio libre en la maleta: siempre se vuelve con más cosas que las que llevaste y a la vuelta doblas las cosas con menos esmero y todo ocupa más.

Haz una lista y ten en cuenta las citas y visitas que vas a realizar.

-En el momento de hacer la maleta elige una que pese poco y del tamaño adecuado para la duración de tu viaje. Si vas en avión y para un viaje corto, dos o tres días, elige una de cabina. Asegúrate de las medidas y de si tu compañía admite otro bulto además de la maleta. 

-El orden de las prendas es fundamental. Al fondo pon las prendas que no se arruguen, los zapatos el neceser, etc. Aprovecha para rellenar las esquinas con el cargador zapatos, siempre en bolsa para que no manchen la ropa. Coloca los zapatos cerca de las ruedas ya que así al levantarla no se moverán y aplastarán el resto de las cosas. Encima coloca las prendas más delicadas, blusas, faldas de seda. Para esto lo mejor es que saques todo encima de la cama y vayas metiendo cada cosas en su orden. 

-Puedes enrollar la ropa: así ocupará menos y no se arrugará.

-Lleva un par de bolsas vacías para guardar la ropa sucia y no mezclarla con la limpia. 

Si eres racional haciendo la maleta ganarás en espacio, acarrearás menos peso y solo llevarás lo necesario. ¡Buen viaje!

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo