Aprende idiomas sin gastar ni un euro

¿No te lo crees? Pues cambia de chip y olvídate de los viejos esquemas. Hoy, gracias a las tecnologías y al intercambio, puedes llegar a hablar otras lenguas ¡gratis!

¿No te lo crees? Pues cambia de chip y olvídate de los viejos esquemas. Hoy, gracias a las tecnologías y al intercambio, puedes llegar a hablar otras lenguas ¡gratis!

 

 

Al plantearse aprender un idioma, a muchas personas les frena lo caros que resultan los cursos presenciales y el material didáctico. Más aún cuando muchos se quedan en el primer nivel porque quieren perfeccionar la gramática y el vocabulario en vez de seguir adelante y buscar nativos para practicar. Y es que en España nos sigue deteniendo la “vergüenza” a la hora de hablar otras lenguas: buscamos una imposible perfección y retrasamos el verdadero contacto con el idioma, que no deja de ser comunicarse con él,  salir a la calle y charlar.

 

Para ello, sólo hay que cambiar de mentalidad y ponerse manos a la obra. Para empezar necesitas conceptos básicos, vocabulario esencial y una ligera noción de la gramática y del funcionamiento del idioma en cuestión. Y hay muchos medios ¡gratis! de alcanzar ese nivel. Toma nota.

Herramientas que no cuestan dinero

 

1. Para dominar el vocabulario básico del idioma que desees aprender, busca aplicaciones en tu smartphone: hay muchísimas y la mayoría son gratuitas. Sólo tienes que buscar la palabra “vocabulary” en la sección de apps. Son muy recomendables las de tipo memory o flashcards, porque acaban siendo un juego. Si las usas en tus desplazamientos en metro o autobús, o mientras esperas a alguien, verás cómo aprendes enseguida.

 

2. Busca cursos gratis online. Para empezar, es muy práctico Busuu; más adelante puedes buscar otros más avanzados. Busuu es gratuito a excepción de algún apartado (no los utilices si no quieres pagar nada) y tiene una sección para intercambiar tus conocimientos con estudiantes extranjeros. También te permite ganar créditos y puntos si corriges a otros estudiantes. Otra opción: Livemocha.  

 

3. Tampoco hace falta que te compres un diccionario: los tienes interactivos… y a cero euros. Uno de los mejores, que además se puede descargar gratis en el smartphone, es Wordreference. Es completísimo no sólo por la cantidad de idiomas que incluye y de acepciones, sino porque además te muestra listados detallados de “idioms” (frases hechas) y otras particularidades. Y cuenta con un foro de consultas y con la opción de escuchar la pronunciación de cada palabra.

 

4. También hay múltiples canales en YouTube que enseñan idiomas de forma gratuita para luego promocionar algunos de sus productos. Suscríbete a todos los que puedas y será otra excelente herramienta de ayuda, además audiovisual.

 

Y ahora, ¡lánzate!

 

5. No todo es estudiar en teoría: hay que soltarse. El objetivo es poder comunicarte y para ello debes buscar a gente con la que practicar tus destrezas, que además es la forma más amena de aprender. ¿Ideas? Busca un grupo que haga encuentros para practicar el idioma que quieras aprender. Una manera es apuntarte a Meetup, un portal de encuentros en el que hay muchos grupos con estos intereses.

 

6. Más: usa webs como Airbnb o Couchsurfing para tus viajes. Estos portales ofrecen alojamiento en casas de particulares con los que podrás hablar durante horas. ¡Ya no tienes excusas!

Continúa leyendo