Apúntate a la nueva tendencia fit: el paseo

Si gimnasios y disciplinas te dan pereza y acabas por abandonar, apúntate a la nueva tendencia "fit" de este otoño: salir a pasear.

Si gimnasios y disciplinas te dan pereza y acabas por abandonar apúntate a la nueva tendencia "fit" de este otoño: salir a pasear. Además, hacerlo en estos días de otoño es un verdadero placer. 


En Japón lo llaman "shirin-Yoku" o "paseo por el bosque" y se considera un arte. Es un ejercicio muy beneficioso para cuerpo y mente que puede realizarse en la ciudad o en los parques y es una forma de desconectar y divagar.
El "shirin yoku" se concibe como una forma de conectar con la naturaleza y volver a los orígenes del ser humano. Eso nos transporta a la época en la que el hábitat natural del hombre eran los grandes bosques y la vegetación frondosa. El "shirin yoku" significa darse un chapuzón de dos horas inmerso en la flora y la fauna del bosque, alejado de todo tipo de distracciones y de ruidos. Mientras practicas esta disciplina todo tipo de aparatos electrónicos están prohibidos, incluidos móviles.


En Inglaterra existe la versión sobre el asfalto, pero siempre concebido como un ejercicio de reflexión y distanciamiento.

El "shirin yoku" es una manera de desconectar, lo que alivia los síntomas producidos por el estrés: reduce la presión sanguínea, baja los niveles de glucosa y fortalece el sistema inmunitario. También mejora la capacidad de concentración y el espíritu aventurero. Es mejor hacerlo en soledad, poniendo atención en los ruidos del bosque, observando colores y formas, concentrándose en los olores, en el viento, en el chasquido de las ramas bajo nuestros pies. Mantén un ritmo constante y permítete hacer alguna parada, sentarte sobre un tronco para contemplar el cielo. Camina sin rumbo: eso te ayudará a entrar en un estado de relajación.


En Japón el "shirin yoku" se realiza en excursiones organizadas aprovechando los ecosistemas del país: montañas, bosques de bambú, etc. En España puedes practicarlo en zonas de interior o marítimas, por pueblos o por el campo. El objetivo es encontrar la paz interior y un estado de relajación para afrontar la semana con un espíritu renovado. Las calles de la ciudad y sus parques también te ofrecen la posibilidad de caminar sin rumbo abstraída del bullicio.

Continúa leyendo