Vídeo de la semana

Audiolibros: ventajas de oír literatura

Los audiolibros proporcionan grandes momentos de placer y suponen un valor añadido en el aprendizaje de los niños. Aprender de forma auditiva es una capacidad que se desarrolla antes que la memoria.

¿Sabías que Mijail Gorbachov ganó un premio Grammy por un audiolibro en el que leía el cuento clásico "Pedro y el lobo" en una grabación de un álbum de cuentos para niños acompañado por música de Prokofiev? Grandes actores han prestado su voz en la narración de clásicos de la literatura: Kenneth Branagh ha narrado en la colección "007 Reloaded" la novela de Ian Fleming "El hombre de la pistola de oro",  Eddie Redmayne ha narrado "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" y Emma Thompson y Richard Armitage han puesto su voz a la novela de Henry James "Otra vuelta de tuerca".

En el mundo anglosajón los audiolibros tienen una gran aceptación desde hace décadas y muchos grandes actores recitan libros de autores clásicos de novela, teatro y poesía. Son grabaciones de libros ya existentes o grabados expresamente para ser difundidos. En ocasiones los lee un solo lector y en otras son lecturas dramatizadas con varios actores y efectos dramáticos. De hecho cada primavera se conceden los premios Audi a los mejores audiolibros en los que se nomina por actuación, producción, etc.

Grandes actores han prestado su voz para leer a los clásicos.

Los audiolibros ofrecen muchas ventajas: primero el placer de escuchar una historia bien narrada y entonada, que podemos oír en cualquier sitio mientras hacemos otras cosas. En los niños es muy habitual que escuchen cuentos, pero este hábito no está muy extendido entre los adultos. Además los audiolibros son una herramienta muy útil en el aprendizaje de idioma: para practicar un idioma, escuchar su pronunciación correcta o aprender vocabulario. También es muy útil para estudiar, ya que muchos niños retienen mejor las materias oídas que leídas. 

La principal ventaja de los audiolibros en otros idiomas narrados por actores es su magnífica dicción, que ayuda a "hacer el oído" a otra lengua hablada por un nativo. Así se adquiere el vocabulario, se reconocen las formas verbales, el acento, la pronunciación, etc. Son muy prácticos en viajes, cuando vamos a pasar horas en un tren o en un coche, o en trayectos en autobús y metro, para ir entretenido pero a la vez aprendiendo o disfrutando una buena trama. Los audiolibros son también una buena opción para las personas ciegas o para los mayores a los que ya les resulta difícil leer. 

Los audiolibros teatralizados nos permiten además conectar mejor con los personajes y comprender más fácilmente la trama al cambiar las voces.

También te puede interesar:

Continúa leyendo

#}