¡Bienvenido, Netflix!

El gigante de la televisión por Internet ha llegado a España. Te contamos su llegada en 5 claves.

Netflix, la mayor plataforma de contenido streaming de pago, con más de 70 millones de abonados en el mundo, ha aterrizado hoy en España (entra aquí para verlo). Éstas son las claves de tan esperada llegada:

 

1. Contra la piratería…

Contenido de calidad. Ya lo dicen ellos: "mientras el uso de Netflix crece, el uso de la piratería cae". La idea es ofrecer un gran catálogo de películas, documentales y series, a un buen precio, y sobre todo, con una calidad no disponible en películasyonkis.

De hecho, en Netflix ofrecen incluso una definición 4k de imagen (el doble del HD). El problema es que no está disponible en todos los contenidos, y por supuesto, también depende de tu situación: tu ubicación, el soporte donde lo veas (deberá tener Ultra HD) o tu conexión a internet serán los que decidirán si puedes ver los contenidos con tal nivel, o no. "Con una conexión de 1,5 Mb, tienes calidad DVD. A partir de ahí; 3, 5, 7 megas, tienes 720-1080p de resolución (alta definición, HD). Si quieres llegar a 4K, ya se necesitan unos 15 megas", explicaba Neil Hunt, responsable de Netflix, a El Periódico.

 

2. Tarifas asequibles

Eso sí: asequible, es. Tienes tres tarifas a las que acogerte (que no limitan contenidos, sino la calidad de éstos): la básica (7,99 € al mes) con una definición estándar y que podrás ver sólo en un dispositivo (eso sí, el que tú quieras con acceso a internet, ya sea un móvil o una Xbox). La estándar (9,99 € mensuales) permite ver contenidos en HD y en dos dispositivos a la vez, y la Premium (11,99 €) con disponibilidad Ultra HD y que podrás disfrutar en 4 soportes al mismo tiempo.

 

3. ¡Y un mes gratis!

Sin compromiso. Seleccionas primero la tarifa que querrás pagar después, pero si no te convence, te puedes dar de baja o cambiar tu tarifa antes de que te pasen la factura. Si tienes fibra contratada con Vodafone, aún mejor: ¡6 meses de prueba!

4. Personalización

Además de (obviamente) poder parar un capítulo a la mitad o volver atrás; si sales de la página, Netflix recordará por dónde ibas. Si empiezas a decantarte por un estilo de películas, o abandonas una serie, lo recordará para sugerirte contenidos que puedan gustarte.

¡Ah! Y los que aún no se hayan acostumbrado a la versión original, no habrá problema: además de tener contenidos españoles (películas y series como Velvet o el Ministerio del Tiempo), en las extranjeras, también se incluyen los doblajes (o los subtítulos, claro).

 

5. Contenidos que sí… Y que no

Esta será la mayor desilusión para aquellos que ansiaban su llegada. Y es que la empresa no puede hacer nada contra acuerdos pasados. Las nuevas temporadas de sus series más vistas, House of Cards y Orange is the New Black las tiene en exclusiva Canal + (eso sí, al menos, de la primera se pueden ver las dos primeras temporadas y de OITNW, la primera). 

Además, sus series propias seguirán subiéndose de un tirón a la plataforma (Marco Polo, Narcos, Daredevil) pero las ajenas, puede que tengas que esperar hasta que acabe la temporada para verlas… Y lo mismo pasará con las películas; entre uno y dos años de espera tras el estreno en cines. Aunque el catálogo es mucho más amplio en este apartado, cada día va aumentando.

Otras series que sí estarán: Bloodline, Scream, Unbreakable Kimmy Schmidt, Gotham, Arrow, Dexter, Orphan Black, Battlestar Galactica, Black Mirror, The Fall, Bron, Skins, Son of Anarchy, Luther o Sherlock.

Lo que no veremos en Netflix: deportes y noticias.

Continúa leyendo