Esta canción te ayuda a perder peso mientras andas

Escuchar esta música mientras caminas te ayudará a eliminar esos kilos de más.

Mujer andando por un camino
Imagen de Pexels - Pixabay

Caminar de forma continuada es una excelente opción para mantenernos sanas y fuertes. Andar nos ayuda a mantenernos en un peso saludable gracias a la actividad cardiovascular que realizamos, fortalece los músculos y huesos y ayuda a mejorar habilidades como el equilibrio y la coordinación.

Incorporar una caminata a nuestra rutina deportiva mejorará notablemente nuestra salud y nuestro estado anímico gracias a la liberación de más de gran cantidad de hormonas como dopamina, serotonina y endorfina; también conocidas como hormonas de la felicidad. Estudios recientes han demostrado que acompañar esta actividad con música puede ayudarnos a mejorar notablemente nuestro rendimiento deportivo y por tanto, nuestra salud.

Según un estudio llevado a cabo por la doctora Marie Murphy, catedrática de Ejercicio y Salud de la Universidad de Ulster, se concluye que caminar media hora al día a paso rápido es una forma ideal de activar nuestro cerebro y mejorar nuestra circulación.

En torno a este estudio, la doctora Murphy y el doctor Michael Molsey llevaron a cabo un experimiento para el programa de la BBC 'Trust Me I'm A Doctor', en el que analizaron si la música acelerada podía ayudarnos a lograr esa "vivacidad" beneficiosa mientras caminamos. 

¿Hace la música que el ejercicio sea más efectivo?

Molsey asegura que "uno de los problemas de decirle a la gente que debe caminar a paso ligero es que pocos de nosotros sabemos realmente lo que significa caminar a paso ligero. Me han dicho que significa lo suficientemente rápido como para poder hablar pero no cantar. Personalmente, no lo encuentro particularmente útil, ya que puedo cantar sin importar lo rápido que camine.
 
Una definición más clara de caminar rápido puede ser, según el doctor, "caminar a unos 100 pasos por minuto. Y a esto, se puede ayudar escuchando música que tenga un ritmo de al menos eso". De hecho, para Molsey, los auriculares pueden ser casi tan importantes como las deportivas a la hora de salir a caminar, ya que para mantener este ritmo ligero es ideal escuchar una canción que contenga al menos 128 golpes de ritmo por minuto.

Una canción perfecta para acompañar nuestro ejercicio es la mítica ‘I gotta feeling’, de los Black Eyed Peas. Además de ponernos de buen humor, este hit del grupo estadounidense tiene todas las características recomendadas por los doctores para ser nuestra mejor acompañante cuando salgamos a caminar: un buen ritmo, un comienzo potente, diferentes voces que estimulan nuestro oído y un mensaje positivo.

 

Sin embargo, esta no es la única canción que el médico propone para salir a andar: no es necesario hacer deporte con la misma canción en bucle. El doctor Molsey recomienda algunas otras canciones cuyo ritmo es parecido y que pueden ayudarnos a mantener el ritmo cuando salimos a caminar, como Moves Like Jagger’ de Maaron 5, ‘The Edge of Glory’ de Lady Gaga, o ‘You Spin Me Right Round (Like a Record)’ de Dead or Alive. Una buena idea para mantener un ritmo óptimo mientras caminas es elaborar una playlist en tu teléfono que incluya canciones con más de 128 golpes rítmicos por minuto y adaptar la frecuencia de tus pasos a la intensidad de las canciones.

Unir la música al entrenamiento deportivo tiene muchísimos beneficios. Además de aumentar nuestra motivación, reduce nuestra percepción del esfuerzo que estamos realizando y nos ayuda a que el oxígeno llegue con una mejor frecuencia a nuestros pulmones ya que el ritmo de la música nos ayuda a respirar de manera más uniforme.

Según el doctor Molsey, la hora más adecuada para dar nuestro paseo diario es durante la mañana, justo después de desayunar para activar nuestro organismo desde las primeras horas del día. Por si te cuesta ponerte en marcha desde por la mañana, el especialista añade que lo importante es hacerlo y mantenerse activo, con lo que realmente cualquier hora es la apropiada para ello; así que ponte los auriculares y ¡en marcha!

Continúa leyendo