Cómo sacar partido al reloj de nuestro smartphone

Descubre todas las posibilidades que puede llegar a tener.

Cuando nos compramos un Smartphone nos fijamos en el modelo y diseño del aparato, en el espacio de almacenamiento que tiene para descargarnos aplicaciones, en sus funcionalidades… Y siempre se nos pasa por alto lo útil que es el reloj. Al dar por hecho que cualquier teléfono lo lleva incorporado, no nos damos cuenta de que es una de las herramientas que más utilizamos y por eso en muchas ocasiones pasa desapercibida.

Y es que un teléfono no solo sirve para llamar y recibir mensajes. El reloj viene acompañado por otras herramientas de lo más útiles para nuestro día a día. Aquí explicamos lo sencillo que es utilizar cada una de ellas.

Reloj
Si no tenemos un reloj de pulsera no hay nada mejor que mirar el del móvil. Tiene varias ventajas, ya que aparte de poder configurar el sistema mediante el que vamos a consultar la hora, dependiendo de si preferimos el modo analógico o el digital, no tenemos que preocuparnos de los cambios horarios, ya que se modifican de forma automática.

Alarma
Es muy útil, pues permite programar distintas alertas como despertador. Así, podemos elegir distintos tonos para cada una y elegir los días y las horas en los que se van a activar. Por si fuera poco, también podemos atrasar alrededor de 5 minutos cada alarma, por lo que vuelven a sonar cuando se pase ese tiempo.

Cronómetro
Si queremos medir el tiempo que tardamos en hacer algo podemos utilizar el cronómetro, que nos indicará los minutos, segundos y centésimas de segundo que empleamos en una determinada tarea.

Reloj mundial
Si alguno de nuestros familiares se ha ido otro país, podemos consultar la hora que es allí con esta herramienta. Así, sabremos la diferencia horaria que existe entre los dos lugares y realizar o no esa ansiada llamada que estamos deseando hacer.

Temporizador
Sirve para controlar una cuenta atrás, por lo que es ideal cuando estamos cocinando. Si hemos metido al horno un guiso para chuparnos los dedos, no podemos dejarlo más tiempo del que debiera. El temporizador nos permite programar los minutos que queremos cocinarlo para que nos avise al finalizar ese intervalo de tiempo.

Continúa leyendo