Conoce el lenguaje de las flores

Si regalas flores, cuidado con lo que dicen. Sí, porque las flores hablan. Es más: son capaces de expresar nuestros sentimientos...

Si regalas flores, cuidado con lo que dicen Sí, porque las flores hablan. Es más: son capaces de expresar nuestros sentimientos. Pero, ¿sabemos lo que transmiten las que regalamos?

 

Desde siempre, las flores han sido simbólicas, aunque fue durante la época victoriana cuando el hecho de regalarlas se convirtió en todo un arte. Desde entonces, se comenzó a practicar un código floral según el cual el tipo de flor, su color, su colocación o incluso la de la cinta que sujetaba el ramo expresaban mensajes muy concretos.

En la actualidad esta costumbre está prácticamente en desuso, aunque siempre nos quedarán los ‘clásicos’ como las rosas rojas para el amor intenso, las amarillas para los comienzos de la relación o las de color blanco para las novias que van a casarse en breve.

Cada sentimiento, su color

El rojo expresa amor y pasión; el amarillo, celos y envidia; el blanco, símbolo de pureza, se asocia con la inocencia, estabilidad y armonía; unas flores de color rosa suave indican admiración y simpatía; el naranja es perfecto para situaciones alegres y de festejo. Pero, siempre según este código, el significado positivo puede representar justo lo contrario si las flores se entregan invertidas.

Orquídeas en cualquier ocasión

Esta planta exótica y delicada se ha puesto de moda. Resulta apropiada como regalo incluso para hombres, aunque en este caso conviene elegir especies más discretas y poner atención a la maceta en la que venga sembrada: sencilla y transparente.

Exóticas para celebrar

No hace falta estar en el trópico para conseguir un vistoso ramo de flores tropicales como jengibres, anturios, heliconeas o aves del paraíso; son fáciles de encontrar. Son grandes, llamativas y de colores explosivos que gritan fiesta. Y representan la mejor opción de regalo cuando queremos expresar y compartir alegría, dar nuestra enhorabuena o celebrar la buena suerte.

Para supersticiosos...

... nada de ofrecerles centros de flores secas, hay quien piensa que al no estar frescas transmiten malas vibraciones. Sin embargo, les encantará recibir crisantemos que, dicen, atraen la suerte como un imán; peonías, girasoles, caléndulas, geranios rojos o margaritas también valen.

Continúa leyendo