¿Sabes cuál es la obra de teatro de la que todos hablan?

Se trata de 'El testamento de María' , el audaz y desgarrador monólogo en el que Blanca Portillo da vida a la madre de Jesús de Nazaret. Un montaje que llega de nuevo a Madrid. Si no lo has visto, merece mucho la pena.

Se trata de El testamento de María, el audaz monólogo en el que Blanca Portillo da vida a la madre de Jesús de Nazaret. Un montaje que llega de nuevo a Madrid.

 

El testamento de María, la novela escrita por el irlandés Colm Tóibín (nominada a los premios Booker Prize 2013), procede, en realidad, de un monólogo teatral escrito por el propio Tóibín y estrenado en Dublín en 2011. En 2013 se hizo una versión en Broadway dirigida por Debora Warner y protagonizada Fiona Shaw que tuvo mucho éxito y en nuestro país Blanca Portillo la estrenó en 2014, dirigida por el cineasta Agustí Villaronga (Pa negre), que debutaba como director teatral (él mismo es el responsable de la excelente adaptación, que elige los pasajes más intensos de la novela de Tóibín).

 

La actriz madrileña nos descubre que detrás de ese icono de la Virgen hay un ser humano. María de Nazareth. Una sencilla mujer de campo, cuyo único hijo le es arrebatado por una decisión divina que no comprende y por un terrible odio humano que le inflinge el mayor de los dolores al clavarlo en una cruz. María vive sus últimos días en Éfeso, atormentada por la culpa y por el odio contra Jesús (un hijo al que no entiende ni acepta, pero al que no puede dejar de amar). Es una mujer contradictoria cuya verdad no coincide con el relato mítico de los evangelistas, que la tienen entre protegida y secuestrada.

 

En Portillo descansa este monólogo complejo y con muchos matices. Ella es capaz de transmitirnos emoción en estado puro, sin artificios, el doloroso sentir de una mujer sencilla y alejada de los mitos religiosos, que sufre a causa de un hijo al que no entiende. El único pero sería que en el texto del escritor irlandés no hay ni rastro de espiritualidad, convirtiéndose El testamentos de María en un texto demasiado duro, oscuro y convulso, aunque hermoso a la vez.

 

Este montaje estrenado en 2014 y que ha triunfado en todos los escenarios españoles en los que ha recalado desde entonces, vuelve a Madrid del 26 de febrero al 20 de marzo. La cita es en el Teatro Valle-Inclán (Plaza de Lavapiés, s/n). Dáte prisa porque es uno de los espectáculos de moda y las entradas se agotarán rápido.

Continúa leyendo