Conviértete en la anfitriona perfecta

¿Tienes preparada una cena con amigos o con colegas de trabajo? Si quieres que todo esté impecable durante toda la velada, te damos las claves de protocolo en la mesa que más te pueden ayudar .

¿Tienes preparada una cena con amigos o con colegas de trabajo? Si quieres que todo esté impecable durante toda la velada, te damos las claves de protocolo en la mesa que más te pueden ayudar. Sírvete de estos consejos para ofrecer una cena perfecta.

1. La mesa : ¿dónde pongo cada cosa?

 

Es el primer impacto visual y lo que más va a llamar la atención a cada invitado. Tiene que adaptarse al estilo de la cena: o sea, tener tintes informales o más formales según el estilo de la velada.

 

Ten en cuenta, además, que cada persona necesita 70 centímetros como mínimo para estar cómodo. El mantel ideal, por su parte, es aquel de tonos claros y de tela natural, recuerda que lo más sencillo aporta pureza.

 

La vajilla adecuada no debe ser ostentosa sino de colores lisos y elegantes, recuerda siempre que ¡menos es más!


Algunas claves a tener en cuenta son:

 

- No poner las servilletas dentro de la copa, mucho mejor doblarla de forma sencilla sobre la mesa.

 

- Pon las copas necesarias para el vino que se vaya a servir, así como el agua. Las copas de cava o licores, sácalas solo cuando vayas a servirlas.

 

2. Llegada de los invitados

 

El recibimiento de todos los comensales es un momento clave en la cena. Casi siempre tenemos invitados que no se conocen entre ellos, para eso, lo mejor es romper el hielo con una serie de aperitivos para que el ambiente sea más distendido.

 

Unas olivas, un salmón fresco... la mejor opción es aquel aperitivo que no saque el hambre pero que refresque, acompañado de una copa de Spritz o una refrescante Mimosa.

 

3. ¡Todo listo!

 

Una vez que todos los invitados ya se han conocido, es el momento de ubicarlos. Como anfitriones, la mejor opción es ubicarnos en la cabecera y en un lugar cercana a la cocina para facilitar el acto de movernos y servir los diferentes platos.

 

En cuanto a los invitados, lo mejor es alternar los diferentes grupos para que se vayan conociendo y así facilitar otra posible quedada futura.Evita que nadie se sienta excluido y trata de crear una conversación común donde todos podáis disfrutar. Ahora relájate y ...¡a disfrutar!

Continúa leyendo