Cristina Oria: “La gente está cansada de la experimentación en la cocina”

Una experta en consultoría estratégica con formación en empresas dirige uno de los negocios gastronómicos más famosos de la capital. Es Cristina Oria y hablamos con ella para descubrir el secreto de su éxito.

Cristina Oria, chef y empresaria / Foto: Instagram.

Estudió empresariales y trabajó durante más de dos años en consultoría estratégica pero lo que Cristina nunca habría imaginado en ese momento es que se dedicaría una de sus grandes pasiones: la cocina 

A los 24 años un problema de salud le obligó a tomarse un año sabático, justo cuando se casó con su marido y ahora también socio, Álvaro Corsini. La pareja decidió trasladarse a vivir a París durante ese periodo y Cristina se dedicó a formarse en cocina porque “era algo que le gustaba mucho”. Eso sí, tenía claro que tras ese parón “quería volver a su carrera en consultoría estratégica”. 

París lo cambió todo

Sin embargo, su estancia en París cambió su carrera para siempre. Allí se dio cuenta de que “había mucha más oferta en comida para llevar, en el tema de los catering y en las formas de entregar comida” que en España.  

En la Ciudad de la Luz todo era mucho más delicado y cuidado. En nuestro país existían empresas que se centraban en eventos como bodas y comuniones pero en lo que tenía que ver con la comida para llevar a la oficina la cosa se quedaba un poco coja, “lo único que había eran empresas que servían la comida en bandejas de papel poco cuidadas”.  

Algunos regalos gourmet de Cristina Oria / Foto: Instagram Cristina Oria

En ese momento “vio un nicho de mercado y una necesidad en Madrid que ella podía cubrir”. Y así nació Cristina Oria- Alta cocina a domicilioEn los inicios empezó con una empresa de catering, con comida de calidad para tomar en la oficina que llegaba a su dueño con una presentación exquisitaMuy poco tiempo después, casi de forma paralela, llegó su segunda línea negociolos regalos gourmet. Ante el gran éxito que tenía su foie entre sus clientes, decidió crear una gama de alimentos gourmet para regalar, con este producto como estrella.

“A mi la crisis me favoreció” .

Su lema: el lujo asequible

Cristina nos deja claro que a ella “la crisis le favoreció” porque antes “todo valía, había precios muy altos y mucha gente estaba dispuesta a pagarlo”, sin embargo cuando llegó la crisis muchas personas empezaron a prestar más atención al precio y ahí está una de sus fortalezas,  ya que tal y como Oria nos apunta, ellos usan ingredientes de primera calidad, trabajan con los mejores productores, pero ajustan mucho el precio y los costes de forma que pueden ofrecer lo que llaman “lujo asequible”. 

Gracias a sus contactos en el mundo de la empresa tuvo la oportunidad de que empezaran a probar su catering, lo que le permitió dar continuidad al negocio. En esa época crearon una propuesta en la que cada cliente podía pedir los platos que quisiese. Cada cual se podía configurar un menú pidiendo “solo el segundo plato o segundo plato y postre para adecuarse a las necesidades de los que no querían gastarse un dineral pero tampoco renunciar a comer bien y a que estuviese bien presentado” y fue una fórmula que tuvo mucho éxito. 

“El mayor reconocimiento son los clientes que repiten”.

Y, después, llegó su tercera línea de negocio: los restaurantes y tiendas. Cristina nos cuenta que en cada uno ellos tienen “un espacio con menaje y cosas para la casa, regalos de boda, etc., los regalos gourmet y la zona para comer propiamente dicha”. Tienen la cocina abierta de 10 de la mañana a 12 de la noche, horario en el que los clientes pueden tomar cualquier plato de la carta. En Ortega y Gasset, además, hace algunos meses incorporaron un take away con Deliveroo. 

Así es Cristina Oria- Alta cocina a domicilio

Foie y otros productos del restaurante Cristina Oria- Alta Cocina a Domicilio / Foto: Instagram.

¿Qué encontramos en la carta de estos restaurantes? Pues propuestas de gran calidad para tomar en cualquier momento, desde desayunos con repostería casera, ideas para picotear o platos para comer o cenar. Oria apunta que “en la carta puedes encontrar desde el bikini, un sandwichito finito de jamón y queso de trufa, a un solomillo, un salmón, un gofre o algunas propuestas más sanas como el carpaccio de frutas”. Por supuesto, está también su famoso foie y platos relacionados con el pato, que es su producto estrella. El foie lo preparan mi-cuit (semicocido) o cuit, en terrina con diferentes sabores. 

Además, gracias a su acuerdo con Deliveroo es posible disfrutar en casa o en la oficina tanto lo del take away como la mayor parte de propuestas de la carta que se preparan al momento en el restaurante. 

“Usando la mejor materia prima y ajustando los costes hacemos una propuesta gastronómica que llamamos lujo asequible”.

Ahora también tienen dos nuevos proyectos: la finca de Morata de Tajuña, con el huerto que están plantando para autoabastecerse y un espacio para eventos. 

Cuando le preguntamos por el secreto de su éxito, nos cuenta que sus clientes viven una “experiencia que comienza desde el momento en que son atendidos y termina en la forma en que se entrega todo”. Se centran en cuidar hasta el último detalle, usan materia prima de gran calidad que cocinan con mimo. Oria cree firmemente que “la gente está un poco cansada de la superexperimentación y lo que quiere es comer bien a buen precio”. Ellos ofrecen una experiencia global que gusta mucho. 

La receta fallida del foie que la catapultó a la fama

Tal y como ha apuntado Cristina antes, el foie es uno de sus platos estrella. Lo más curioso es que es el resultado de un error. Se trata de uno de los primeros productos que empezó a comercializar en su empresa y Oria estaba convencida de que su receta era la que aprendió en Le Cordon Bleu de París. Nos cuenta que “un día decidió pasar a limpio la receta y se dio cuenta de que lo que estaba haciendo no era lo que ponía, se había equivocado”.  

Hizo la prueba con la receta original y como el resultado de su receta errónea le gustaba más decidió continuar con ella. Con este foie ganó un premio en Madrid Fusión en el año 2011, uno de los reconocimientos que más fama le dio a esta empresaria. Para ella fue “un trampolín muy bueno que le dio mucha visibilidad en los medios”. Un gran galardón, pero tiene muy claro que, al final, el mayor reconocimiento son los clientes que repiten en sus eventos familiares. Para ella la clave está en “tener clientes buenos, contentos y fieles. Eso es lo que prevalece”. 

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo