Demasiado jóvenes para morir. Actores que murieron antes de cumplir los 35

Muchas grandes estrellas encontraron su final en lo mejor de la vida, en la cumbre de sus carreras, cuando eran admirados por el mundo. Antes de cumplir los 35 les llegó su trágico final. Gracias a ese hecho muchos se convirtieron en mitos.

Muchas grandes estrellas encontraron su final en lo mejor de la vida, en la cumbre de sus carreras, cuando eran admirados por el mundo. Antes de cumplir los 35 les llegó su trágico final. Gracias a ese hecho muchos se convirtieron en mitos.
-Rodolfo Valentino. Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi di Valentino, el primer “latin lover”, fue un italiano nacionalizado estadounidense que, después de dedicarse a mil y un oficios al llegar a América, saltó a la fama con la obra de un novelista y guionista del Hollywood de los años 20, Vicente Blasco Ibáñez. “Los 4 jinetes del Apocalipsis”. Su muerte, a los 31 años, fue un acontecimiento en la meca del cine. Su funeral fue multitudinario y provocó algunos suicidios entre sus fans. Su muerte se debió a una perforación de úlcera diagnosticada demasiado tarde. Tan trágico día fue el 23 de agosto de 1926.
-James Dean. Solo tres películas, “Al este del Edén”, “Rebelde sin causa” y “Gigante”, hicieron de él un mito. Ha sido una de las imágenes más reproducidas en las décadas posteriores, junto con el Che Guevara. Representaba una manera de vivir y de entender la vida totalmente nueva para su época, y su muerte, en un trágico accidente de tráfico el 30 de septiembre de 1955 en su Porsche 550 Spider, causó un gran impacto. Bautizó su coche, tuneado por el creador del primer “Batmóvil”, como “little bastard”. Era joven, rebelde e inconformista. La frase que le atribuyen lo dice todo: “Vive rápido, muere joven y deja un hermoso cadáver”. Lo cumplió.

-Heath Ledger. Se convirtió en un ídolo de quinceañeras con “Destino de caballero” y el papel de “Joker” en el “Caballero negro”, y su actuación en “Brokeback Mountain” le consagraron. En enero de 2008 le encontraron muerto en su apartamento de Nueva York a los 28 años de edad, por una intoxicación de medicamentos, aunque otras voces hablaron de abuso de drogas. Tuvo una hija con la actriz Michelle Wiliams, Matilda, y dijo que no tenía miedo a morir porque seguiría viviendo a través de ella.
-Brandon Lee. El hijo del mítico Bruce Lee murió el 31 de marzo de 1993 a los 28 años. Murió en extrañas circunstancias, igual que su padre, en el rodaje de “El Cuervo”, a ocho días de terminar de rodar. Un disparo acabó con la vida de Brandon, escena que se destruyó totalmente después de su muerte. La bala debía de haber sido de fogueo pero  el revólver Magnum tenía una bala de verdad atascada en el cañón. A raíz de su muerte se desataron muchas teorías: la de una maldición familiar, la de un ajuste de cuentas de la mafia china que asesinó a su padre… Y así nació la leyenda.
-River Phoenix. Una combinación de heroína y cocaína acabó con la vida del entrañable protagonista de “Stand by me” el 31 de octubre de 1993: tenía 23 años. Su hermano, Joaquin Phoenix, estuvo con él en sus últimos momentos en una discoteca de Los Angeles. Era un ídolo adolescente y su carrera prometía estar llena de éxitos. Phoenix era el elegido por James Cameron para protagonizar “Titanic”, pero cuando se hizo la película era DiCaprio el que tenía la edad adecuada. Después de su muerte Gus van Sant declaró que iba a protagonizar un película sobre Andi Warhol. La canción “Trascending” de Red Hot Chili Peppers está dedicada a él y Rufus Wainwright escribió para él la canción “Matinee Idol”.

Continúa leyendo