Descubre Aarhus, capital cultural de Europa 2017

Aprovecha este gran evento para acercarte a la segunda ciudad danesa en número de habitantes y conocer de cerca el estilo de vida hygge, el secreto de su felicidad.

Orígenes vikingos

La segunda ciudad más grande de Dinamarca, con una población de 331.500 habitantes, es también la urbe más antigua pues debe sus orígenes a un antiguo asentamiento vikingo fundado en el siglo VIII.

Lo curioso es que hasta mediados del XIX la ciudad no apareció en ningún mapa de este país escandinavo. Aarhus es, además, una localidad joven (el 13 % de su habitantes son estudiantes universitarios) y muy diversa (en ella conviven 40.000 inmigrantes de 130 países).

Y un dato más: Aarhus es también el puerto más importante de Dinamarca. Con todos estos puntos a su favor, no es extraño que fuera seleccionada para ser una de las capitales culturales europeas de 2017 (la otra es Pafos, en Chipre), porque cultura, en todas sus vertientes, no le falta: su nueva arquitectura es un ejemplo de vanguardismo, su tradición musical es legendaria y, además, su gente tiene una conciencia ecológica que lleva muy a gala en todos los aspectos de su vida diaria.

Un lema muy eco

Precisamente, la ecología y la sostenibilidad inspiran el lema que han elegido para celebrar este año tan especial: “Vamos a repensar”, que no significa otra cosa que vamos a buscar nuevas soluciones para el cambio climático o para convivir mejor en sociedad, dos retos muy oportunos para una de las grandes capitales de un país que dice ser el más feliz del mundo por su estilo de vida hygge, que se puede traducir como sencillo. En esta gran celebración con más de 350 eventos, Aarhus involucrará a los 19 municipios del centro de la península de Jutlandia, a la que pertenece.

La ciudad antigua

La Den Gamle By o ciudad antigua es la mayor atracción turística de Aarhus. Realmente no es un casco antiguo como tal sino una especie de museo al aire libre que te traslada al pasado. Tiene 75 edificios antiguos; casas, talleres y comercios de los siglos XVI al XIX procedentes de 20 diferentes ciudades y pueblos de Dinamarca, que han sido reconstruidos piedra a piedra en este lugar. Recorrerlo es muy divertido porque a cada paso te vas encontrando con personajes del pasado que te cuentan cómo era su vida. Puedes entrar en sus casas, cotillear en sus salones, tocar los adornos de sus vitrinas, pisar el césped de su jardín o jugar con los juguetes de época. Las tiendas están abiertas para que te lleves un recuerdo.

Museo Aros

El principal museo de la ciudad está dedicado al arte moderno, de hecho es uno de los mayores centros artísticos del norte de Europa. Sin desmerecer a su colección permanente (compuesta por fondos de artistas daneses y nórdicos del siglo XIX hasta ahora), lo más destacado es la pasarela circular que corona el edificio, una gran instalación de cristales de colores de 150 metros de largo que te invita a disfrutar de una impresionante vista de 360º de la ciudad, el puerto y la bahía báltica. En la azotea de este museo también hay un espectacular restaurante, el ARoS Food Hall y, abajo, al nivel de la calle, un bonito café.

Barrio latino

Es el barrio de moda. La calle Badstuegade, peatonal, es una de sus arterias más interesantes, plagada de tiendas de diseño, de bicicletas, de ropa vintage y de artesanía. En la zona hay también muchas galerías de arte. Este barrio es un buen lugar para vivir al más puro estilo hygge, esta particular forma que tienen los daneses de ser felices con lo sencillo. Esta zona tiene asimismo una animada vida nocturna, sobre todo en verano, gracias a las terrazas que dan al canal. Muy cerca está la catedral de Aarhus, dedicada a san Clemente. En sus inicios fue románica, pero un incendio la destruyó y en su reapertura se la empezó a conocer como catedral gótica.

Museo Moesgård

Es otro de los museos a los que merece la pena acercarse, aunque solo sea para admirar su diseño (es obra del arquitecto Henning Larsen), pues se trata de un edificio en forma de cuña que está parcialmente enterrado y tiene un tejado cubierto de vegetación perfectamente transitable (en invierno lo usan para bajar en trineo) y desde el que se puede ver el mar. El museo está dedicado a la prehistoria danesa, desde la Edad de Piedra hasta los vikingos.

El nuevo puerto

Hace años atracaban en él los grandes barcos mercantes, hoy es un barrio emergente en el que se han levantado edificios tan interesantes como el Isbjerget (Iceberg) o el Dokk1, que aloja una biblioteca pública, una sala de conciertos, una cafetería y una gran zona de juegos infantiles. Es un enclave ideal para pasar el rato en familia con preciosas vistas al estuario.

Guía práctica

Cómo llegar
Para salir desde Madrid o Barcelona hay que hacer escala en Copenhague (a una hora de vuelo de Aarhus). Vuelos desde 231 € i / v con Czech Airlines.

Dónde dormir
City Hotel Oasia. A 300 m de la estación de tren de esta ciudad danesa. Diseño funcional. Doble desde 155 € / noche, desayuno incluido.

Zleep Hotel Aarhus. Se encuentra en el distrito meridional de VibyTorv, una zona con senderos para hacer running, tiendas y restaurantes. Doble desde 121 € / noche con desayuno.

Ebeltoft Park Hotel. Está cerca de la Playa de Ebeltoft, a unos 40 minutos de Aarhus. Habitación doble a partir de 118 € / noche con desayuno incluido.


Te interesa
Las bicis municipales son gratis para todo el mundo, también los museos para los menores de 18 años. 


+ info
visitdenmark.es
Consulta el programa cultural de todo el año aquí.

Continúa leyendo