Vídeo de la semana

Descubre el Camino de Santiago

Te invitamos a descubrir todos los secretos del Camino de Santiago.

Más que un recorrido o un simple viaje, el Camino de Santiago es todo un hito internacional. Cuando uno hace el camino se adentra en una experiencia única e inolvidable. Cada vez son más los peregrinos que se animan a adentrarse en esta ruta tan mágica y llena de aventuras. En los últimos meses, hemos descubierto como comenzaba a ganar mucha fama entre los turistas chinos.

 

Según datos oficiales de la Oficina del Peregrino, la cifra de visitantes procedentes de China ha aumentado de una forma considerable. De los 15 peregrinos chinos de 2004 (sobre un total de 180.000) se ha pasado a  a los 706 de 2015 (un 0,27 % de los 262.500). El Camino sigue siendo, sin lugar a dudas, una ruta frecuente.

 

Siglos de historia

 

La historia del Camino de Santiago es genuina. Tiene ya 12 siglos de antigüedad. Por sus tramos y rutas han pasado personajes muy relevantes en la historia internacional: caballeros, monjes, reyes…Todos desde lugares remotos y muy diferentes. En la Edad Media fue uno de los acontecimientos culturales y religiosos que se vivía con más fervor. Es Patrimonio de la Humanidad por la  UNESCO. La peregrinación a Santiago, fue el acontecer religioso y cultural más destacable y más profundamente vivido de la Edad Media, hecho reconocido recientemente por el Parlamento Europeo, que designó al Camino Primer Itinerario Cultural europeo, y por la UNESCO, que lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Lo que nació como un trayecto de peregrinación puramente religioso para ver los restos del Apóstol Santiago, es hoy un rito cultural a nivel internacional.

 

Simbolismos

 

La razón por la que los peregrinos llevan una concha de vieira incrustada en el bastón o colgada al cuello o a su bolsa o mochila viene por el hecho de que ésta representa todo un emblema del Camino. Todo viene del mito… hay miles de leyendas que explican el porqué, pero, la más aceptada es aquella de que fue utilizada como un vaso natural perfecto. Los peregrinos que llegaban a Santiago las recogían para beber en los manantiales y ríos en su camino de regreso

El certificado

 

Cuando un peregrino acaba su camino recibe un certificado que se llama La Compostelae. La condición para esto es que los peregrinos recorran un mínimo de 100 kilómetros a pie o a caballo (200 km si se va en bicicleta)  es un certificado expedido por las autoridades eclesiásticas y dado a los peregrinos cuando acaban su recorrido. Para ganarla se necesita haber recorrido como mínimo los últimos 100 kilómetros a pie o a caballo (200 km si se va en bicicleta). El certificado tiene tanta riqueza histórica como el Camino en sí ya que, en tiempos de la Edad Media, este era un tipo de indulgencia que permitía reducir a la mitad del alma en el purgatorio.

Continúa leyendo