DIY. Estanterías Hechas con Cajas

Estas estanterías decorarán tu casa con mucha gracia y con el mínimo presupuesto. Pide que te guarden unas cajas vacías en tu supermercado habitual (nosotros hemos utilizado cajas de vino, no de fruta, porque son más fuertes) y compra unos papeles pintados originales. En muchas tiendas de telas y decoración tienen buenas ofertas de restos de papel pintado pero en los 'chinos' también encontrarás papel adhesivo de variados estampados y colores. En una tarde puede renovar una pared. ¿Te animas?

Material necesario:
-cajas de madera
-pintura acrílica
-brocha
-papel pintado o plástico adhesivo
-regla
-cúter

Realización:
Lijar las cajas si fuese necesario, para eliminar imperfecciones, y pasar un trapo limpio y seco a continuación.

Aplicar una mano de pintura en el color que se prefiera por el interior y el exterior de los cuatro lados de cada caja. Una vez seca esta primera capa, aplicar una segunda y dejar secar.

Cortar una pieza de papel estampado del mismo tamaño que el fondo de la caja. Si es estampado hay que tener en cuenta la simetría del dibujo (que quede centrado). Pegar la pieza en su lugar con cuidado y dejar secar.

Poner dos escarpias por caja en la pared y colgar las estanterías. Si las cajas no son muy fuertes procura no cargarlas con mucho peso.

Si vamos a poner varias cajas hay que tener en cuenta la disposición y la colocación de cada una de ellas para que la composición final tenga un efecto armonioso. Fíjate en la foto, es un buen ejemplo.

Continúa leyendo