DIY. Un Perchero Para la Entrada

Dale un giro a la decoración del recibidor con este singular colgador hecho con perchas de madera. Sólo tienes que seguir unos sencillos pasos.

Dificultad: media.
Tiempo necesario: 4 horas + decoración.


Material que necesitas:
-Una tabla de madera (la de la imagen mide 50 cm x 10 cm x 2 cm).
-5 perchas de madera.
-Papel, lápiz, regla.
-Papel carbón.
-Una multiherramienta para cortar y realizar grabados (hemos utilizado la Dremel 8100).
-Puntas de grabado de diámetro de 1,6 mm (Dremel 106).
-Una sierra compacta (Dremel DSM20).
-Una broca para madera de 4 mm.
-Tornillos para madera de 4 mm y 4 cm de largo.
-Un destornillador.

Como se hace:
Paso 1. Lo primero: un patrón.
Traza el contorno de la percha en el papel y marca la línea de corte. Procura que ésta esté a pocos centímetros del
centro de la percha. Con este patrón, puedes transferir la línea de corte a todas las perchas para que de este modo queden a la misma altura

Paso 2. ¡A cortar!
Corta cada percha por la línea que has marcado.
Para colocar las perchas necesitas un tablón o pieza de madera de unos 10 cm de ancho y 2 cm de grosor que sirva como base. Córtalo para que tenga una longitud de unos 50 cm. Después, si quieres, puedes pulir los bordes.

Paso 3. Marcar y perforar.
Marca en el tablero los puntos para las perchas. Desde el centro de uno de los bordes marca un punto a 5 cm de distancia, el siguiente a 10 cm y los tres siguientes también a 10 cm del último. Perfora sobre los puntos los agujeros utilizando la broca de madera.

Paso 4. La parte creativa.
A lo largo de la tabla, entre los agujeros, graba diferentes motivos. Dibuja con un lápiz y una plantilla, repasándola con fuerza con el papel de calco. Traza el diseño utilizando la herramienta para grabar. Atornilla las perchas y el colgador ya está listo.

Buenos consejos:
-Para conseguir un acabado brillante, aplica una capa de algún tipo de aceite, barniz o cera que le dé brillo.

-¿Un toque de color? Da rienda suelta a tu imaginación y añade color a la madera con pintura o barniz coloreado.

-Personalízalo decorándolo con tus iniciales o las de tu familia o escribiendo con la herramienta de grabado un mensaje que sea más personal.

-Estilo vintage. Si te gusta la idea, dale un efecto decapado. Pinta todo el perchero con el color que vaya a
predominar y deja que se seque. Luego, da unos cuantos brochazos ‘a lo loco’ con muy poca cantidad de pintura de otro color en la brocha. Conviene que uno de los dos tonos sea blanco.

Continúa leyendo