Dónde tomar las mejores hamburguesas veganas en Madrid

Te recomendamos seis de nuestros sitios favoritos para disfrutar de una burger veggie en condiciones si vives o estás de visita en la capital.

Ya está bien de ir a una hamburguesería y rebuscar en la carta opciones veganas. Y ya está bien de tratar a las hamburguesas veganas como “copias malas” de las de carne. Lo primero no tienes por qué aguantarlo más si tienes la suerte de vivir o visitar ciudades como Barcelona o Madrid, donde la oferta gastronómica vegana es cada vez mejor y más variada. Y lo segundo, directamente no es cierto. Al menos no del todo. 

Y lo es gracias al trabajo de hosteleros que no piensan en hacer hamburguesas tradicionales en versión vegana, sino que hacen hamburguesas veganas ricas. Esto es como los idiomas: no eres bilingüe hasta que no piensas directamente en el idioma que hablas. Si en tu cabeza traduces antes de hablar, tienes trabajo por hacer. Puedes hablar muy bien ese idioma, igual que puedes conseguir una hamburguesa vegana que está buena, pero la excelencia es otra cosa. 

No hace falta salir de Madrid para comprobar que esta se puede alcanzar en algo tan sencillo y al mismo tiempo complicado de conseguir como una hamburguesa vegana. Afortunadamente, como decíamos, cada vez es más difícil escoger porque el nivel ha subido y la cantidad de propuestas también (incluso cadenas de hamburgueserías al uso han aumentado el número de opciones veganas en sus cartas). 

Nosotros, en base a lo probado, por unas razones u otras (abarcan casi todas las zonas más populares de la ciudad), nos quedamos con estas seis opciones que te recomendamos a continuación: 

Romero verde

Sonia y Carmen abrieron un pequeño local de comida vegana en el centro de Madrid y les fue también que recientemente cambiaron su localización para convertirlo en un pequeño bistro vegano al lado de la calle Fuencarral. Romero Verde es una parada perfecta para comer rico en una jornada de ocio por esta zona concurrida de Madrid. Sus hamburguesas lo tienen todo: sabor, combinaciones diferentes a las habituales pero con todo el sentido del mundo y hasta nombres originales en clave pop, de esos que te sacan una sonrisa extra, sobre todo si eres millennial.

Calle de Gonzalo de Córdoba, 5.

Viva Burger

Dentro de los restaurantes veganos más populares de Madrid, este se merece una visita porque en su local acogedor de La Latina sirve muy buenas hamburguesas veganas. Y ya sabemos lo mucho que puede apetecer una burger si estas en un barrio como este de ocio.

Costanilla de San Andrés 16. 

Mad mad vegan

Seguimos con el tour madrileño en busca de las mejores hamburguesas veganas de Madrid en el barrio de Lavapiés, otro imprescindible de la capital. Aquí se ubica uno de los dos locales de Mad Man Vegan. Uno de esos sitios que no engaña: muy ricas hamburguesas veganas que puedes combinar con su cerveza artesanal. No fallas. Su segundo local está en otro lugar estratégico de Madrid, Chueca. 

Sanissimo

Tres locales tienen ya abiertos en Madrid este negocio vegetariano y vegano fundado por Sonny Montero. Están situados en Ópera, Gran Vía y Príncipe Pío respectivamente, tres lugares que son visita habitual de turistas y madrileños que acuden al centro de la ciudad. Es una garantía para comer una hamburguesa vegana en estas zonas de la capital.

Thunder vegan

No todo van a ser recomendaciones en el centro de Madrid. También en sus barrios periféricos se puede degustar una hamburguesa vegana rica. Por ejemplo, en el local que Thunder vegan tiene en Vallecas, uno de los barrios con mayor identidad de la capital. También disponen de otro local en Malasaña y un tercero en Barcelona.

Calle Don Felipe, 4 y Calle Felipe Fraile, 5.

Superchulo

Este original local está de moda entre la comunidad veggie de Madrid gracias a lo colorido de sus elaboraciones, entre las que puedes encontrar hamburguesas veganas de muy buen nivel. Prepara tu móvil porque los likes estan garantizados… y lo mejor es que tu paladar disfrutará.

Calle de Manuela Malasaña, 11.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo