Vídeo de la semana

El cine español reina en los estrenos esta semana

El estreno de 'Palmeras en la nieve' y 'La novia' convierten al cine español en protagonista de una semana en la que tampoco falta una versión de 'Macbeth' con Michael Fassbender.

El estreno de Palmeras en la nieve, con Mario Casas y Adriana Ugarte, y La novia protagonizada por Inma Cuesta y Álex García, convierten al cine español en protagonista de una semana en la que tampoco falta una versión de Macbeth con Michael Fassbender.

 

La novia

Ya está en los cines La novia, una bellísima adaptación libre de Bodas de sangre de Federico García Lorca, dirigida por Paula Ortiz (De tu ventana a la mía).

 

El argumento gira entorno a Leonardo (Álex García), el novio (Asier Etxeandía) y la novia (Inma Cuesta) que desde pequeños han formado un triángulo inseparable, aunque ahora las cosas se han complicado. El novio y la novia se van a casar, pero entre ella y Leonardo siempre ha habido algo más que una amistad. La boda se acerca y la tensión entre ambos cada vez es mayor.


Sin duda, esta película es la sorpresa del año del cine español, no en vano es la cinta con más candidaturas, nueve -película dramática, directora, actriz principal y de reparto, tráiler, cartel, música, actor de reparto y guión- a los Premios Feroz (19 de enero) y es la favorita de los Premios Goya (6 de febrero), con 12 nominaciones -entre ellas mejor película, mejor director, mejor actriz y mejor actor-.


Ante este fenómeno, entrevistamos a su directora Paula Ortiz (Zaragoza, 1979), quien ya con su primera película, De tu ventana a la mía, fue nominada al Goya 2011 como mejor director novel.


-¿Por qué Lorca? ¿Por qué Bodas de sangre?
Hay una razón íntima y es que yo he crecido con Lorca, lo leía de adolescente, y Bodas de sangre fue el texto que me llegó con más potencia. Y luego porque creo que estamos viviendo un momento de una sensibilidad muy lorquiana. Estas historias clásicas hechas de lo eterno, de lo esencial, sobreviven en el tiempo y pueden darnos muchas respuestas.
-La novia está rodada en Aragón y Turquía, en poco tiempo y con pocos medios, pero el resultado es bellísimo. ¿Cómo lo has conseguido?
Con un equipo de gente muy comprometido. Éramos conscientes del privilegio de tener un texto como Bodas de sangre y había que hacerlo de la manera más hermosa posible y sacando todo el partido al lenguaje del cine, que te permite recrearte en texturas, símbolos, objetos, miradas... y recitar el verso en una distancia íntima, casi en un susurro. Te permite todo lo que no puedes ver en un teatro y captar a un público nuevo.
-A Lorca se le suele interpretar de una forma oscura, pero esta película es luminosa.
Esa era la idea. Lorca es un clásico que hace tragedia en una España rural dura que se refleja en el lado más oscuro de sus personajes y sus pasiones.  Pero él era luminoso en su vida, en su poesía...
-Los actores están magníficos, en especial Inma Cuesta. ¿Cómo llegó a ser la novia?
Hubo que hacer un casting muy difícil porque se exigía mucho: esa presencia lorquiana, esa poética, que trabajasen bien con el verso, que lo supieran decir con naturalidad y suavidad, sin banalizarlo. Llegar a Inma no fue fácil, pero estuvo desde el principio. Es la novia que todos hemos imaginado.

 

Palmeras en la Nieve

También está nominada a los Goya (opta a cinco estatuillas incluyendo dirección de producción y canción, de Pablo Alborán) esta película protagonizada por Mario Casas,  Adriana Ugarte, Macarena García, Emilio Gutiérrez Caba, Berta Vázquez y Fernando Cayo, adaptación de a novela de Luz Gabás, Palmeras en la nieve. Se trata de una superproducción de a la manera de Memorias de África, pero de factura española, lo que demuestra que se pueden hacer grandes cosas también aquí.
La historia arranca cuando Kilian (Mario Casas) viaja de la encorsetada España de 1953 a la colonia española de Fernando Poo (Guinea Ecuatorial). Allí, donde le espera su padre, veterano de la finca Sampaka donde cultiva uno de los mejores cacaos del mundo, vivirá una  historia de amor imposible, un secreto que descubrirá, 50 años después, su sobrina Clarence (Adriana Ugarte).

 

Y además…

'Macbeth'. Imponente puesta en escena (muy estética, al estilo de 300) la de esta fiel adaptación del drama shakespeariano (respeta al 100% el texto original). Michael Fassbender es Macbeth, el duque de Escocia, que según la profecía de tres brujas se convertirá en rey de los escoceses. Consumido por la ambición y las órdenes de su esposa (Marion Cotillard), matará a su rey para hacerse con el trono. Nominada a mejor película europea en los Goya, quizás ésta versión de Macbeth del australiano Justin Kurzelmás (las otras fueron de Kurosawa, Polanski y Orson Welles) sea las más oscura. El trabajo de un genial Fassbender (este va a ser su año) se recordará, sin duda.

'El desafío'. El director de míticas películas como Regreso al futuro o Forrest GumpRobert Zemeckis, dirige a Joseph Gordon-Levitt en el papel de Philippe Petit, el funambulista francés que en 1974 cruzó sobre un cable la distancia que separaba las Torres Gemelas de Nueva York. Guiado por su mentor Papa Rudy (Ben Kingsley), se propuso un reto nunca realizado anteriormente. Una espectacular y 'adrenalítica' película que combina con acierto personajes entrañable y la última tecnología.

Continúa leyendo