Flor de Esgueva celebró la primera edición de la Escuela de Anfitriones

Un evento para que los amantes del queso aprendiesen más de este delicioso ingrediente, la artesanía y lo importante que es cuidar cada detalle a la hora de servirlo en la mesa.

Ephimera, en Madrid, fue el espacio elegido por Flor de Esgueva para realizar este homenaje a los anfitriones anónimos que se esfuerzan cada día por reunir a los suyos en torno a una mesa y que se preocupan por cuidar cada detalle para que todo esté perfecto y el encuentro sea inolvidable para todos.

Una ocasión para aprender más sobre queso

El objetivo de Flor de Esgueva fue acercar un poco más el desconocido mundo del queso a los amantes de este producto. ¿Cómo?  Organizando un evento muy especial que reunió a prensa, influencers y consumidores.

Todos ellos tuvieron la oportunidad de vivir una experiencia 360 grados con este ingrediente como protagonista. De la mano de la maestra quesera, descubrieron el apasionante mundo de la elaboración, aceitado, cepillado y volteado de los quesos; después, Adrián Martín, afinador de la marca, realizó una cata guiada de uno de sus quesos; a continuación llegó el momento de aprender la importancia de la decoración y puesta en escena de una tabla de quesos, mediante un taller que impartieron las estilistas culinarias Laura Ponts y Federica Barbaranelli; y, como no podía ser de otra forma, se terminó con la degustación de dicha tabla junto con algunos platos elaborados con Flor de Esgueva.

Además, los consumidores tuvieron la oportunidad de homenajear al anfitrión más importante de su vida, apuntándose al evento a través de las redes sociales e invitándole a asistir a este exclusivo encuentro. ¡Fue una jornada genial donde todo el mundo disfrutó y aprendió muchísimo!

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo