Gastronomía madrileña: los platos más típicos de Madrid

Madrid es conocida por su arquitectura, sus museos, su historia, y claro, por ser la capital de España. Pero ¿conoces las oportunidades culinarias? Aquí te ofrecemos sus platos típicos madrileños más allá del cocido madrileño y los famosos callos madrileños.

Al ser la capital de España, Madrid es un epicentro de migración interna; por esta razón, la cocina madrileña es una conjunción de la diversidad de la gastronomía española. Sus platos típicos son una muestra de la fusión de su identidad propia y los sabores del resto del territorio. 

Las preparaciones del madrileño están impregnadas por el característico olor de las frituras, el tipo de cocción predilecto de esta comunidad. Mientras, las tapas servidas en sus bares satisfacen la costumbre de picar entre horas, tan arraigada en su cultura culinaria.

Sigue leyendo y conoce los platos típicos de esta majestuosa ciudad.

Estos cubos de patatas, bañados en una salsa de pimentón picante, se encuentran en toda la gastronomía española.

Platos típicos de la cocina madrileña

Cocido madrileño

Los garbanzos constituyen el ingrediente estrella de este guiso representativo de la cocina madrileña; acompañados con diversas verduras, carnes, embutidos y tocino de cerdo. Deriva del cocido montañés, propio de la comunidad de Cantabria, y del cocido maragato, de Castilla y León.

Este plato tiene la peculiaridad de servirse en tres tiempos: en primer lugar, una sopa con fideos, proveniente del caldo en el que se han cocido todos sus ingredientes; en segundo lugar, los garbanzos junto a las verduras; y, en tercer lugar, las carnes.

Patatas bravas

Si de tapas madrileñas se trata, las patatas a la brava no pueden faltar en tu mesa. Estos cubos de patatas, bañados en una salsa de pimentón picante, se encuentran en toda la gastronomía española.

Uno de los trucos de esta sencilla preparación consiste en cocer durante 15 minutos los cubos de patatas antes de freírlos en aceite de oliva. También se pueden pasar por una sartén después de que estén fritas, para que adquieran una capa crujiente.

Sopa de ajo

Aunque la sopa de ajo tiene diferentes variantes en la gastronomía española, recibe un lugar especial en la cocina madrileña; donde se prepara con ajos troceados, rebanadas de pan duro, pimentón, aceite de oliva y dos huevos escalfados.

Es uno de los platos típicos más reconocidos de la capital española y suele servirse a la hora del almuerzo; sobre todo durante la temporada de Semana Santa.

Tortilla de patatas

Es el plato típico por excelencia de la gastronomía española en general. Tradicionalmente solo se utilizaban patatas, huevo, sal y aceite en su preparación, pero con el pasar del tiempo se fue incluyendo la cebolla en esta popular receta. 

Para realizar una tortilla de patatas perfecta, asegúrate de salar los huevos antes de que estos se incorporen a las cebollas y las patatas. También es importante dejar que se cocine por un tiempo considerable; de manera que la tortilla se cuaje adecuadamente, aunque el punto es cuestión de gustos. 

Chocolate con churros

Sin duda, es el desayuno preferido de los madrileños. Los churros son una masa frita que se realiza con una mezcla de harina, agua y sal. En Madrid se hacen con una forma de lazo y se sirven con una taza de chocolate caliente o café; en la que se van mojando antes de comer.

La riqueza de la cocina madrileña proviene de los secretos regionales que ha tomado del resto de la gastronomía española. Sin embargo, el cocinero madrileño ha sabido cómo destacar su propia personalidad en sus platos típicos. ¿Sabes ya por dónde vas a empezar?

También te puede interesar:

Continúa leyendo