Inicia a los niños en la música

Relaja, alegra, enseña y ayuda. La música lo tiene todo y los más pequeños pueden descubrirlo desde las edades más tempranas.

Inicia a los niños en la música

La música es la única de las Bellas Artes con la que el niño está en contacto antes de nacer. Está demostrado que la música ya influye al niño durante el embarazo y que ciertos tipo de melodía le tranquilizan. El feto reacciona al sonido desde el quinto mes y las emociones de la madre también repercuten en él.

-La música es el mejor medio de expresión de nuestras emociones y afectos. Una melodía puede reflejar perfectamente el estado de ánimo, una sensación ante un hecho, un paisaje, un acontecimiento. Está comprobado que todos los niños entre 1 y 3 años responden de manera positiva a la melodía y a la rítmica

-Entre 1 y 2 años reconocen melodías y algunos pueden reproducir notas y cantar trozos de canciones. 

-Es mejor iniciar a los niños en la música empezando por la melodía y la armonía, no por el ritmo. La iniciación al ritmo, a la matemática de la música, se realiza más tarde y de manera espontánea, como un juego. Nunca hay que plantear la música como una obligación , sino como un aprendizaje lúdico. 

-Hay una música para cada momento. Si está inquieto, los ritmos movidos le harán descargar su tensión y le harán moverse y, por lo tanto, relajarse. A la hora de dormir es mejor arroparles con una melodía tranquila.

 

El niño percibe la música desde el vientre de su madre

-A los bebés, escuchar música y balbucear las canciones les proporciona mayor interconexión de sus células cerebrales

-En edades tempranas la estimulación infantil produce grandes beneficios. El oído es uno de los sentidos que se desarrolla antes.

-El baile también resulta una buena afición que les aporta numerosas ventajas: le ayuda a coordinar sus movimientos, le hace más sociable, mejora su memoria, estimula su inteligencia. También ayuda a los más pequeños a establecer rutinas y a mejorar su lenguaje.

Para estas Navidades la música siempre es un buen regalo, tanto para adultos como para niños. Los conciertos del violinista libanés Ara Malikian, por ejemplo, especialmente pensados para niños, o álbumes como "El efecto Mozart", "Ópera para niños", etc,  introducen a los más pequeños en las diferentes melodías. Un regalo con mucho ritmo.

 

     

 

Continúa leyendo