Los 10 motivos de discordia entre compañeros de piso

Compartir piso es una opción muy común, pero vivir con otras personas, sobre todo desconocidos, puede ser causa de roces, discusiones y mal ambiente.

Alquilar una habitación es una opción muy , pero vivir con otras personas, sobre todo con gente desconocida, puede ser causa de roces, discusiones y mal ambiente.

 

El portal inmobiliario Fotocasa ha realizado un estudio sobre pisos compartidos, del cual se desprenden los principales problemas de convivencia.

 

1. La suciedad y el desorden

Si estás acostumbrado a que todo esté siempre limpio y ordenado, puede ser un golpe duro encontrarte con compañeros que vivan encima de una capa de suciedad. Tienes dos opciones: o convertirte en la Señora Doubtfire o adaptarte a la porquería. Un 46 % de los encuestados aseguran que este es el motivo más frecuente de disputas entre los compañeros de piso.

 

2. La falta de privacidad

Siempre hay uno que piensa que tiene derecho a abrir la puerta sin llamar, ya sea la de la habitación o del baño. Esta confianza para interrumpir la privacidad es, para el 14 %, uno de los principales motivos de broncas.

 

3. La discoteca en la habitación de al lado

Cuando por fin has conseguido concentrarte para estudiar o dormir hay alguien que pone la música alta. El 14 % confirma que es una de las cosas que más le irritan de sus vecinos de habitación.

 

4. El mal rollito

Es casi imposible que no surjan roces en el día a día, pero se debe ceder un poco. El 12 % asegura que llevarse mal con los compañeros es un grave problema de convivencia.

 

5. El derroche de los gastos comunes

Seguro que eres del 12 % que ha llegado alguna vez a casa y se ha encontrado todas las luces encendidas. Este uno de los motivos de disputa más habituales.

 

6. Robar la comida a escondidas

El 7,7 % se da cuenta de esos hurtos y para ellos es un motivo de muy mal rollo.

7. Okupas en las zonas comunes

El 7 % de los españoles que comparte vivienda asegura que no soporta al típico compañero que está ocupando las zonas compartidas cuando las necesitas. Los espacios comunes son, como indica su palabra, comunes, así que se deben dejar libres cuando no sea imprescindible.

 

8. Vivir juntos pero no revueltos

Es genial llevarse bien y compartir momentos, pero esto de apuntarse a todos los planes y salir siempre de fiesta con sus amigos, no es sano. Al 6,5 % les molesta que se invada su espacio personal.

 

9. Los 2x1

Que tengas que marcharte para que otro pueda hacer una cena romántica o no puedas mirar una película en el sofá porque están en plan tortolitos día sí día también… esto sí que no. A un 6,3 % les molesta que las parejas de los compañeros estén siempre en casa.

 

10. Overbooking en casa

No importa que hayas tenido un mal día y quieras estar solo; cuando llegues a casa sabes que estará lleno de gente. El 3 % no soporta que su piso esté siempre invadido.

Continúa leyendo