Los mejores sitios para comerte una paella de verdad en Valencia

Deja de tomar "arroz con cosas". Si quieres probar la verdadera valenciana, estas son tus referencias.

paella
Paella (Foto: iStock)

Somos muchos los que, paseando por el centro de alguna ciudad española, hemos pensado algo así como “Pobres guiris -dicho con cariño-, eso no es ni paella, ni arroz, ni nada que se le parezca”. En su ansia por probar nuestro plato más tradicional, no son conscientes de que no todo lo que lleve arroz de color amarillo es paella. Es más, en la mayoría de casos, ni siquiera está rico lo que se están tomando. Pero lo peor de todo no es eso, es que no somos pocos los que en alguna ocasión hemos sufrido esa misma sensación en nuestras propias al comer este plato bandera de la Comunidad Valenciana. Lo importante es que, si te pasa, te pase solo una vez, que tampoco son tantas las ocasiones especiales en las que sales a degustar una buena paella.

Nuestro granito para que no te vuelva a pasar, al menos no en la cuna de la receta, es esta pequeña selección con restaurantes situados en la ciudad de Valencia donde te puedes comer una paella valenciana clásica -y otros arroces muy ricos- con la tranquilidad de saber que cualquier valenciano con buen paladar compartiría esa mesa contigo encantado. 

Pero antes de entrar en los detalles de la lista, recuerda que no todo es paella por mucho que esté cocinado en dicho recipiente. Por poder echar, puedes echarle lo que quieras en casa porque el arroz lo admite casi todo, pero si hablamos de una paella valenciana debe tener unos mínimos exigibles -hay variaciones locales que incluyen, por ejemplo, caracoles-: se hace con productos locales, a poder ser en leña aunque obviamente no es indispensable, y sin mezclar productos animales de la tierra con los del mar.

Por eso, la paella valenciana lleva pollo y conejo, nada de calamares, marisco ni cualquier otro ingrediente que haga que el plato se parezca al demonio de las “paellas”, la que es conocida de forma extendida como mixta. Además, por supuesto, se elabora con arroz bomba de la tierra, judías verdes, garrofón fresco -variedad de haba grande-, tomate, una pizca de pimentón rojo, romero, azafrán y aceite de oliva virgen extra.

Si de lo que tienes antojo es de cumplir esa vieja locura de coger el coche hasta Valencia, tomar una paella y volver -depende de dónde te encuentras tendrás que planear por lo menos pasar el fin de semana entero-, La Barraca de Toni Montoliu te asegura una experiencia gastronómica valenciana completa. El tradicional restaurante del chef que le da nombre es el lugar ideal para disfrutar de la huerta valenciana y de la receta tradicional de paella hecha al fuego. No se puede pedir más. 

Pero como este rincón, hay otros salpicados por la ciudad del Turia -qué rica está la cerveza tostada local con la que comparte nombre, por cierto- donde degustar una paella valenciana tradicional hecha al fuego. En la Malvarrosa, por ejemplo, está situado Casa Carmela, un templo del arroz desde su fundación hace casi 100 años, y cuenta con el plus de que los arroces se hacen a la vista. También merecen una visita, dentro de las excelentes paellas a leña que se hacen en la ciudad y alrededores que hayamos tenido el gusto de probar, las de los restaurantes Levante y Racó de la Paella

Una excelente referencia para buscar más alternativas en Valencia donde se elabore de esta manera tradicional su receta más icónica es la guía  “Dónde Comer auténtica Paella” elaborada por Wikipaella, que recientemente han entregado sus premios anuales, donde han reconocido en total a 32 establecimientos valencianos con la etiqueta ‘Culleres de fusta’, que les distingue como restaurantes que elaboran la paella valenciana clásica al calor del fuego procedente de la leña en combustión.

Además de los tres recomendamos, los otros 29 son estos: Ca Consuelo, Ca Ladio, Casa Carmela, Casa Clemencia, Casa Quiquet, El Chaparral, El Descanso, El Famós, El Graner, El Pí, El Redolí, El Romeral, Els Pins, Finca Maravisa, Granja Santa Creu, Isabel, L’Alfàbega, L’Alqueria del L’Horta, L’Alter, L’Establiment, La Garrofera, La Llisa Negra, La Matandeta, Las Bairetas, Llevant, Nou Racó, Puig Mola, Torres Torres.

Pero más allá de la leña también hay vida para la paella valenciana perfecta. En el céntrico Casa Roberto, por ejemplo, cocinan una versión clásica excelente además de otros arroces de gran nivel. Casa Carmina es hace lo propio en su local de El Saler, al igual que Ca’ Pepico en Meliana, en el norte de la periferia de Valencia, y Alquería del Pou junto a su huerta cercana a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. 

El nivel es sobresaliente y el abanico de opciones extenso; de hecho, nos quedan, afortunadamente, muchas escapadas a Valencia para seguir probando excelentes paellas valencianas. Pero de igual forma que es fácil acertar si se hacen los deberes, es relativamente sencillo suspender con la elección si alguien ajeno a la ciudad intenta encontrar sin referencias una buena paella. Esto, si te dejas guardado en favoritos este texto, no tiene por qué ocurrirte. 

Continúa leyendo