Natalia de Molina: “Me gusta sentir 'miedo' escénico"

La actriz andaluza (Linares,Jaén, 1990) estrena Los del túnel, una comedia coral. Su talento le ha llevado a ganar 2 veces el Goya (en 2014 por Vivir es fácil con los ojos cerrados y en 2016 por Techo y Comida).

La actriz estrena 'Los del tunel'

Reparte su corazón entre Linares (en Jaén –1990–, su lugar de nacimiento), Granada (allí donde creció y está su familia) y Madrid (capital en la que ahora vive). Pero será ciudadana del mundo tan pronto como los productores del otro lado del charco descubran su enorme talento interpretativo, si no lo han hecho ya, y nos la quieran arrebatar. “No me gusta acomodarme sino investigar conmigo misma como actriz”, dice. Para demostrarlo, pasa del drama a la comedia como si nada y ahora, con Los del túnel, toca lo segundo.


Con tanta gente en escena seguro que os lo habéis pasado genial en el rodaje.
Es la película más coral que he hecho. Lo hemos pasado muy bien, pero también hemos sufrido porque, como bien dices, éramos 13 personas todo el rato en escena y eso a la hora de rodar es más complicado de lo que parece. Éramos cada uno de su padre y de su madre, pero todos con un sentido del humor muy parecido, por eso los tiempos muertos han sido muy divertidos. Yo, que tenía casi todos los planos con Raúl Cimas, no podía parar de reír. Es una de las personas más divertidas que he conocido nunca. 


Tu trayectoria es corta pero intensa. Has hecho películas muy diferentes, en unas haces reír y en otras llorar. ¿En qué registro te encuentras más cómoda?
Si se me presenta la oportunidad de hacer proyectos diferentes yo me lanzo, pero no me siento cómoda ni segura al 100 % nunca, siempre estoy nerviosa. El papel más dramático y difícil que he hecho es el de Rocío en Techo y Comida. Era mucha responsabilidad, mucha presión. Luego he hecho otros papeles de comedia como en Kiki, el amor se hace, pero también estaba acojonada. Creo que en el fondo me gusta sentir ese ‘miedo’ escénico. En realidad lo que me pasa es que quiero hacerlo bien y siento ese respeto de si seré capaz de hacerlo.


Estás en muchas de las grandes películas del cine español de los últimos años, ¿qué crees que ven en ti los directores de casting?
A veces me lo he preguntado también [risas]. No se, verán que soy una chica trabajadora que me tomo en serio lo que hago e intento siempre dar lo mejor de mí, y que si digo sí a un proyecto y tengo que construir un personaje voy a dejarme la piel. Imagino que eso se tiene que ver cuando hago las pruebas. Esta profesión es como un juego. Creo que los actores somos eternos niños que quieren jugar.


El año pasado ganaste el Goya (el segundo de tu carrera) por Techo y Comida. Compartiste nominación con actrices de la talla de Penélope Cruz o Juliette Binoche. ¿Cómo lo viviste?
Me quedé es shock. Solamente estar nominada junto a tres pedazos de actrices a las que admiro fue increíble. No me lo hubiera imaginado en la vida, así estaba yo, asustada. Cuando dijeron mi nombre pensé: “No puede ser verdad”. Estas actrices están en un nivel incuestionable, tienen un Oscar y lo que cualquier actor puede soñar. Creo que finalmente se premió el personaje y la película, porque con la que está cayendo en España es importante darle voz a este tipo de mujer y a todas ‘las Rocíos’ que hay en este país. 


¿Eres una persona optimista a pesar de los pesares? ¿Te cuesta levantarte cada mañana o lo haces con ilusión?
Yo me levanto con ilusión. Soy consciente de que tengo mucha suerte, soy una privilegiada por poder vivir de mi trabajo porque no todo el mundo puede hacer lo que le gusta. Hace poco salieron unos datos escalofriantes en los que se decía que, lejos de las alfombras rojas y del glamour, la realidad es que solo 8 de cada 100 actores podemos vivir de nuestro trabajo.

“Que a mi madre se le dibuje una sonrisa por ver que me va bien es mi mejor premio"

¿Te gustas cuando te ves en la pantalla?
Al principio me veía muy mal, siempre piensas que las cosas las puedes hacer mejor, ahora intento mirarlo desde un lado más constructivo.


¿Cómo afrontas las escenas de sexo? ¿Te dan vergüenza?
A lo mejor estoy nerviosa si en un estreno estoy pendiente de ver cómo la gente las vive pero no me dan vergüenza, la verdad. Todavía no me he visto en ninguna escena tan explícita, todo ha sido muy sutil. 


Recientemente presentaste las nominaciones a los Goya. ¿Qué te parece el boicot a la película La reina de España?
Me parece absurdo, una polémica que no entiendo mucho ni comparto. No sé por qué la gente ha sacado de contexto unas palabras de Fernando Trueba que claramente era un discurso muy satírico, muy irónico y lo han llevado a una cosa que no es. Me da un poco de pena que haya gente que piense así. 


¿Tienes alguna favorita?
Todas son muy potentes. Podría pasar cualquier cosa. Quizá he echado de menos una  mayor presencia femenina. Está Julieta (de Almodóvar), pero hay muchas películas de hombre, mucha testosterona. 


Se sabe poco de tu vida sentimental. ¿No tienes tiempo para novios?
He estado trabajando mucho, pero no sé si es cuestión de tiempo, si tienes que tener pareja la vas a tener aunque estés muy ocupada [risas]. No es una cosa que puedas pensar; si te enamoras de alguien es algo que surge. Lo que pasa es que este tiempo he estado soltera y no he tenido nada, pero estoy superabierta al amor y a conocer a alguien que me haga feliz. 


¿Te ves con alguien de tu misma profesión?
Por ponerme a desear, a mi me gustaría estar con una persona que no tuviera nada que ver con esto, alguien con quien hablar de otras cosas al llegar a casa, que me completara desde otro lado. Luego, a saber. 


Llegaste a Madrid desde Granada y enseguida destacaste como actriz. ¿Tu familia qué dice?
Además soy la chiquitilla. Lo llevan muy bien, son muy felices. De todo lo bonito que me pasa lo que más me gusta es poder ver cómo lo vive mi familia. Que a mi madre se le dibuje una sonrisa por ver que su hija está haciendo lo que quiere y le va bien para mí es el mejor premio del mundo, que se quite todo lo demás. Yo por mi madre hago cualquier cosa. 


¿Y a tus amigos de Granada les divierte tener una amiga tan famosa?
Hace poco vino una amiga de allí, estuvo un tiempo en casa y a veces me decía: “Es que es muy fuerte, haces cine, tienes premios”. Si no te paras a pensarlo no eres consciente. 


¿Tu vida no ha cambiado?
Yo como persona no. Mis amigos son mis amigos, la gente que me rodea es la de siempre. A lo mejor salgo a la calle, me reconocen y eso se hace raro. Creo que a veces no he asimilado todo lo que me ha pasado en tan poco tiempo. Pero todo ha transcurrido de forma muy natural, nada forzado. 


¿Hay alguna actriz en la que te reflejes?
Admiro a muchísimas, a casi todas mis compañeras: Maribel Verdú, Elena Anaya, Penélope Cruz, Victoria Abril, Carmen Maura, Marisa Paredes. Pero me gusta pensar o sentir que yo soy yo, Natalia de Molina, y ellas son ellas.

3 preguntas de las lectoras

 1. Cuando no trabajas, ¿qué te gusta hacer? Si tengo mucho trabajo, lo que más me gusta es no hacer nada, tirarme en el sofá y ver películas, series y estar tranquila. Si tengo más tiempo libre me gusta mucho bailar, siempre que puedo voy a clases o en casa pongo música y me pongo a bailar. No soy bailarina, pero me gusta.También ir al cine me encanta, y estar con mi gente, con mis amigos, salir a tomar una cañas y hablar.


2. Tu hermana Celia es actriz, como tú, ¿Cómo os lleváis? Alguna vez nos peleamos, pero por lo general nos llevamos muy bien. Vivimos una enfrente de la otra, pasamos muchísimo tiempo juntas. En mi casa somos una familia de mujeres y nuestra relación es estupenda.


3. Dani Rovira presenta por tercera vez los Goya, ¿te parece buena elección? Yo lo apoyo y me gusta que haya dicho que sí. Estoy deseando ver cómo lo hace, seguro que nos reímos mucho.


Haz tus preguntas en: www.miarevista.es

Continúa leyendo