Palencia, la 'bella desconocida'

Patrimonio románico, paisajes de impresión, gastronomía de la tierra... Esta capital castelloleonesa tiene mucho que ofrecernos. ¡Descúbrela!

Una sorpresa tras otra. Eso es lo que te regalará Palencia cuando decidas conocerla. Aquí te damos las pautas para realizar una ruta románica que enlaza una iglesia con otra a lo largo de un trazado de solitarios paisajes. Por supuesto, habrá tiempo también para visitar otros monumentos y sitios de interés, pero sobre todo para llamar a la puerta de diversos productores de delicias gourmet y disfrutar de lo mejor de la mesa palentina.

 

Iglesias y campos

 

San Martín de Frómista, además de ser un espectáculo en sí misma, es el epicentro del románico en España, de ahí que sea un excelente punto para encontrarse de lleno con la magnificencia de este estilo artístico-arquitectónico. Desde Frómista hacia el norte por la A-67 se llega en una media hora a Aguilar de Campoo, un pueblo mucho más grande en el que se ubica el Monasterio de Santa María La Real y que acoge las sedes de la Fundación Santa María la Real-Centro de Estudios del Románico y del Museo ROM.

 

Carrión de los Condes

De nuevo en la A-67 en dirección a Frómista, hay que llegar primero a Osorno antes de continuar hacia el oeste hasta entrar en Carrión de los Condes. Allí están la bonita iglesia de Santa María del Camino y el más impresionante todavía Monasterio de San Zoilo.

 

La gastronomía palentina

 

Hay muchas opciones para disfrutar de la comida de esta provincia. En Villalcázar de Sirga, después de visitar la Iglesia-fortaleza de Santa María La Blanca, puedes sentarte a la mesa del Mesón de Los Templarios. Todo el menaje es rústico y los camareros van vestidos con trajes de la época. Puedes disfrutar de embutidos artesanos, la sabrosa sopa albada (parecida a la sopa castellana) o el insuperable lechazo asado en horno de leña.

 

En El Cerrato

En Tariego del Cerrato, está el Mesón del Cerrato, donde encontrarás un verdadero manjar: guisantes de la tierra. Por otro lado, en Baños de Cerrato encontramos el restaurante El Lagar, una apuesta segura por lo agradable de su atmósfera de mesón castellano, por lo rico que está todo y, además, por su buen precio.

 

También para descansar

Para ponerle el broche de oro a esta ruta, apunta en tu agenda el Estrella del Bajo Carrión, hotel y restaurante con mucho encanto. Se encuentra en Villoldo, de donde son originarias las dueñas de este pequeño paraíso. Todo apetece, pero a nosotros nos fascinaron las croquetas de jamón y parmesano, la berenjena rellena de su propia pulpa y jamón ibérico con ensalada de queso de cabra y el cochinillo asado.

 

En casa de los cangrejos

 

Entre Frómista y Aguilar de Campoo, hay una parada en Herrera de Pisuerga que merece la pena: la Casa del Cangrejo de Río. En este Centro de Interpretación te sorprenderá lo bien que explican los detalles que tienen que ver con estos pequeños animales. Cada primer fin de semana de agosto se celebra el Festival Nacional de Exaltación del Cangrejo de Río, cuyo programa incluye proclamación de reinas, damas y Caballeros de la Orden del Cangrejo y un desfile de carrozas.

 

Visitas 'gourmet'

 

Selectos de Castilla, la empresa que se dedica a los productos derivados del pato, está en Villamartín de Campos y es la obra de cuatro hermanos que crecieron en Francia, pero que volvieron al pueblo de su familia para desarrollar su pasión produciendo foie gras de alta calidad. Esta gente ha inventado el paté de Lechazo Churro e incluso la forma de enlatar el lechazo entero ya asado de manera que sólo le hace falta un toque de horno para estar perfecto.

 

Para beber

Bresañ es la marca de cerveza que Christoph Le Galles elabora en Becerril de Campos. Su historia personal aúna 24 años en España trabajando para la factoría Renault con una tradición cervecera familiar que sirvió para que su abuelo salvase la vida durante la Segunda Guerra Mundial, desde el mismo momento en que los nazis que lo apresaron supieron cuál era su oficio.

 

Para picar

En el mismo pueblo está también la fábrica de Arenillas, donde podrás aprender cómo se elaboran y se maduran los quesos puros de oveja. Y, si te gusta la morcilla, tienes que ir a Villada, en donde han creado originales productos como la crema de morcilla o la empanada de morcilla con manzana.

 

Con los romanos

 

La Olmeda es un importante yacimiento arqueológico en Pedrosa de la Vega que nos devuelve de golpe a la época de los romanos. Estos son los restos de una magnífica villa del siglo IV d. C. de la cual se conservan la estructura y unos maravillosos mosaicos. Una completa colección de piezas y utensilios cotidianos, que se hallaron durante las excavaciones, se exhiben en su Museo Monográfico en la iglesia de San Pedro de Saldaña, a apenas 6 km de allí. 

 

Guía práctica

 

Cómo llegar

Palencia capital se encuentra a 259 km al noroeste de Madrid. En tren, a poco más de una hora y media de la capital; en autobús, en algo más de tres horas. Los aeropuertos más cercanos son los de Valladolid y Santander, que están a 60 y a 200 km, respectivamente.

 

Dónde dormir

- El Convento de Mave: Un antiguo y precioso monasterio del s. XII. Todas sus estancias son ideales para desconectar y relajarse. Dispone de habitaciones para todos los gustos, desde la especial con spa hasta las modernas y rústicas pasando por las monacales, que se asemejan a cuando eran habitadas por los monjes. Doble desde: 71 €.

- Hotel Doña Mayor: Doce habitaciones pensadas para ofrecer un buen descanso con nombres tan sugerentes como 'Los sueños', 'La humildad' o 'Sentimientos cruzados'. En el restaurante se sirve un menú de temporada por 13,75 €. Doble desde: 69 €.

 

Si necesitas más información sobre hoteles, rutas o restaurantes en esta magnífica provincia, en la página de turismo de Palencia puedes consultar cualquier duda.

 

Y si quieres disfrutar de los paisajes y los monumentos de Palencia con nosotras visita nuestra galería "Palencia románica". ¡No te arrepentirás!

También te puede interesar:

Continúa leyendo