Pero, ¿quién fue San Fermín?

El 6 de julio, como todos los años, a las 12 del mediodía, en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, tiene lugar el chupinazo, dando así comienzo a las Fiestas de San Fermín.

El 6 de julio, como todos los años, a las 12 del mediodía, tiene lugar en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, el chupinazo, dando así comienzo a las populares fiestas de san Fermín. Pero, ¿quién fue este santo?

 

Según la leyenda, nació en el siglo III, en Pompaelo (la actual Pamplona). Era hijo de un senador pagano de nombre Firmo, probablemente un alto funcionario de la administración romana de Pamplona y de una noble dama de nombre Eugenia. La predicación de Honesto, quien había marchado a la Península tras ser milagrosamente liberado de su prisión en Carcasona, conmovió a sus padres, quienes sin embargo no se convirtieron hasta oír a san Saturnino de Tolosa . El santo habría bautizado a Fermín y a sus padres en el lugar que hoy se llama popularmente “pocico de San Cernín”.

 

Bajo la tutela de Honesto el joven Fermín aprendió la religión y el arte de la evangelización. A los 18 años fue enviado a Tolosa, donde sería ordenado. Tras predicar en Navarra, marchó a la Galia (actual Francia), y se asentó en Amiens. Después de organizar la iglesia local, fue nombrado obispo a los 24 años. La oposición oficial a la doctrina cristiana le granjeó la cárcel, donde, tras negarse a cesar su prédica, fue decapitado.

En 1186 el obispo Pedro de París llevó de Amiens a Pamplona una reliquia de la cabeza de Fermín.

 

"A San Fermín pedimos..."

Fue en el año 1962 cuando comenzó la tradición del cántico “a San Fermín pedimos”, que forma parte del himno de la Peña La Única. Se trata de una letra compuesta por Joaquín Zabalza, miembro entonces del grupo musical Los Iruñako, con música del Maestro Turrillas.

 

Según los corredores actuales, fue un grupo de pamploneses habituales del encierro en el tramo de la cuesta de Santo Domingo comenzaron a entonar esta canción que se interpreta por tres veces antes del encierro (7:55h., 7:57 h y 7:59 h) frente a la hornacina del Santo que en un principio se colocaba en una ventana del viejo hospital militar, en la calle Santo Domingo. En 1981 se construyó en el muro de enfrente una pequeña hornacina en la cual se coloca antes del encierro al Santo adornado con los pañuelos de las Peñas de Iruñea. Desde el año 2009, este cántico se hace de manera bilingüe. Así, en cada uno de los tres cánticos la primera se hace en castellano y la segunda en euskera.

Así que calentemos las piernas, despejemos nuestras gargantas y pidámosle protección al santo, que nos esperan los encierros:

 

A San Fermín pedimos,

por ser nuestro patrón,

nos guíe en el encierro

dándonos su bendición.

 

Entzun arren San Fermin

zuzaitugu patroi

zuzendu gure oinak

entzierro hontan oto.

 

iVIVA SAN FERMÍN !!!

GORA SAN FERMÍN !!!

Continúa leyendo