¿Por qué gusta tanto Deadpool?

Ha sido la película más taquillera el pasado fin de semana y hasta dicen que los Reyes se han reído a carcajadas con ella. Pero ¿sabes de qué va este fenómeno? ¿Es Deadpool una película apta para niños?

'Deadpool ha sido la película más taquillera el pasado fin de semana y hasta dicen que los Reyes se han reído a carcajadas con ella. Pero ¿sabes de qué va este fenómeno? ¿Es una película apta para niños?

 

Las aventuras del provocador superhéroe Deadpool, uno de los miembros más gamberros y menos convencionales del universo Marvel, ha llegado a las taquillas de medio mundo (en Asia, incluída China, está prohibida) para sembrar la polémica. Deadpool nos muestra el origen de este carismático antihéroe creado a principios de 1989 por el dibujante Rob Liefeld y el escritor Fabian Nicieza. Conocido entre el público como "El Mercenario Bocazas", ya hizo una inolvidable aparición en X-Men Orígenes: Wolverine, con su humor deslenguado. 

¿Quién está detrás del superhéroe?

Pues el actor canadiense Ryan Reynolds, quien parece haberle cogido gusto a los superhéroes. Después de haber sido Linterna verde vuelve a ponerse el traje ajustado de Deadpool como ya hiciera en 2009 para X-Men Orígenes: Wolverine (donde Deadpool apareció como enemigo). El protagonista de La proposición, Buried o La dama de oro se mete en la piel de Wade Wilson, el hombre real que hay bajo la máscara de Deadpool. Wilson se alistó en las fuerzas especiales siendo muy joven. Allí descubrió que tenía un talento especial para el combate. Todo iba bien en su vida y con su pareja Vanessa hasta que le diagnostican un cáncer terminal. Para sobrevivir, se sometió al experimento Arma X y a partir de entonces experimentó un sobrenatural factor de curación y otras habilidades, aunque con la cara deformada. A raíz de esto este ex-operativo de la fuerzas especiales se convertirá en Deadpool, un loco mercenario con un oscuro sentido del humor. Armado con sus nuevas habilidades y un oscuro y retorcido sentido del humor (es el único superhéroe consciente de que vive en un cómic), Deadpool intentará dar caza al hombre que casi destruye su vida. 

¿A qué se debe el fenómeno?

A que la cinta añade nuevos elementos al género de superhéroes, a saber, más sangre, más gore, más palabrotas y más sexo. En España ha debutado con una taquilla de 3,5 millones de espectadores en su primer fin de semana. Y en EEUU ha roto las expectativas, superando a taquillazos como El hobbit.
Deadpool es mal hablado, transgresor, provocativo, obsceno y muy divertido. Se ríe de todo y de todos. A través de él Marvel se ríe de sus superhéroes y el propio Ryan Reynolds de sí mismo. Sin duda es una película de acción entretenida y divertida, pero ¿es para ir a verla en familia? No. Curiosamente su clasificación no prohibe que la vean niños, tan sólo se recomienda para mayores de 18 años. Lo cual resulta curioso para una película en la que abundan strippers, desnudos, muertes a tutiplén y demasiada violencia. Tanto en sus carteles como en sus trailers la película siempre ha dejado claro que no es apta para niños, así que la pelota queda en el tejado de los padres. Ellos deciden.

Continúa leyendo