¿Por qué Mafalda odiaba la sopa?

En el 57 aniversario de la creación de Mafalda, te contamos uno de sus secretos mejor guardados.

Si has leído alguna de las viñetas de Mafalda, puede ser que te hayas dado cuenta de un pequeño detalle curioso: su odio por la sopa. Este dibujo fue creado tal día como hoy en 1964, por el dibujante humorista argentino Quino, quien responde al nombre de Joaquín Salvador Lavado Tejón.

El autor nació el 17 de julio de 1932 en Mendoza, Argentina. Su carrera comenzó en 1954, pero no fue hasta la publicación de su libro Mundo Quino cuando comenzó su éxito. En esta compilación de chistes gráficos, nació Mafalda. Una niña con una fuerte personalidad impregnada por las ideas de su autor. Se dice que era la viva imagen de la clase media argentina y de la juventud progresista preocupada por la paz mundial y el destino de la humanidad.

En 1964 apareció en el semanario Primera Plana y tan solo un año después en el diario El Mundo. Posteriormente, Quino editó un libro con sus historias, que fue agotado en dos días. Su salto al otro lado del charco fue en 1968 en Italia. Además, el pensador y escritor Umberto Eco contestaría a las preguntas filosóficas de Mafalda. Tres años después la serie animada se hizo popular mundialmente.

¿Y por qué un personaje tan simpático odiaba algo tan simple como la sopa? Pues bien, el autor no odiaba este plato y es que el significado de esto va mucho más allá. En algunas entrevistas, Quino aseguró que la sopa era un símbolo del militarismo y la imposición política. Para esta niña, este plato podría significar también la guerra, el hambre y la escasez de recursos. La sopa es el producto de la inmundicia humana, la enfermedad, la necesidad...

Aunque el autor ya falleció y estas tiras dejó de editarlas en 1973, su vigencia permanece en la actualidad. Su humor ácido y su discurso social crítico continúa a día de hoy. Su página web oficial recoge todas las preguntas respondidas en sus entrevistas.

En una ocasión, señaló que "su historia de Mafalda la dibujaba para la página editorial y no para la página de historietas". "Salía en la página de comentario político y de actualidad. Siempre la hice pensando en gente adulta, no para chicos. Pero ahora los chicos tienen tal nivel de información que más o menos pescan do lo que dice en las historietas de Mafalda", explicaba.

Mafalda es esa niña filósofa que denunciaba y denuncia las injusticias y miserias de este mundo. En sus maravillosas frases, encontramos algunas  de las esperanzas del ser humano y reflexiones sobre los problemas universales. Su ingenio y crítica mordaz reconoce el papel embrutecedor de los medios. Y también algunas problemáticas tan denunciadas en nuestros tiempos como que "lo malo es que la mujer en lugar de jugar un papel, ha jugado un trapo en la historia de la humanidad". Y es que con todos los problemas del mundo, quién no ha querido "parar el mundo para bajarse" alguna vez.

Sus frases nos despiertan para hacernos preguntas fundamentales, pero con una carcajada y la mente abierta. No cambiaremos el mundo con ingenio, pero sí lo haremos un poco mejor.

Continúa leyendo