PATROCINADO

Los pueblos catalanes de visita obligada en vacaciones que van a sorprenderte

Por su gastronomía, por sus playas, por su entorno rural, por su ambiente... cada uno tiene al menos un motivo por el que deberías incluir estos nombres en tu ruta por carretera este verano si quieres disfrutar de unas vacaciones inolvidables.

En España hay infinidad de lugares que merecen una visita al menos una vez en la vida. Algunos por su inigualable belleza, otros por su rica gastronomía, por la larga historia que las acompaña o por la oferta de ocio de la que presumen. Cataluña puede presumir de tener a lo largo y ancho de su territorio muchos rincones en los que se da todo lo descrito anteriormente. 

Basta con cargar el coche con lo necesario, ajustar todos los detalles de seguridad y planificar una ruta que incluya distintas paradas a lo largo del recorrido que vayáis a hacer en algunos de los muchos pueblos preciosos que esconde Cataluña. 

Los hay en zonas de interior, en plena naturaleza, como los que salpican el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, con Sant Pau y Castellfollit de la Roca a la cabeza, pero también junto al mar al que Serrat dedicó una de las canciones más bonitas de nuestra música, el Mediterráneo. 

La lista podría ser eterna pero hemos decidido proponerte estos cinco cuyas coordenadas deberías ir marcando ya en tu gps para visitar durante tus vacaciones: 

  1. Besalú: se trata de uno de los pueblos más fotografiados de toda Cataluña y no es para menos teniendo en cuenta su belleza inconfundible. El acceso sobre el puente románico es la puerta a un casco urbano digno de una localización cinematográfica, donde se entremezclan los vestigios históricos de origen judío con los cristianos. Podéis optar por iniciar desde aquí una ruta por el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa si os gustan las experiencias en plena naturaleza u optar por viajar hacia la costa, camino del mar, que es el que vamos a tomar a continuación.
  2. Cadaqués: seguramente es uno de los pueblos más famosos de Cataluña por su belleza indiscutible y porque fue residencia de intelectuales y artistas como Dalí. Actualmente, este bello enclave del Alto Ampurdán en la provincia de Gerona, es un lugar ideal para respirar alimentar a todos los sentidos gracias a su ubicación, en medio de macizos rocosos y junto al mar, donde os podréis dar un chapuzón en algunas de las playas de la zona para tomarse un respiro entre visitas turísticas y, de paso, disfrutar de un delicioso arroz a la Piula, muy típico de ese área.
  3. Peratallada: algo más allá de una hora de Cadaqués en dirección sur, en el Bajo Ampurdán, se encuentra nuestra próxima parada en este tour familiar por los pueblos más bonitos de Cataluña, Peratallada. Declarado conjunto histórico-artístico y Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), es uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes de Cataluña. El gran foso que rodea al pueblo te hará sentir como en una novela histórica y seguro te conquistará la abrumadora belleza de sus calles y edificios históricos. 
  4. Begur: Después de recorrer las calles empedradas de Peratallada, los peques querrán darse un nuevo chapuzón en el mar y no hay mejor lugar para ello que Begur, un pueblo situado a tan solo quince minutos de este, junto al mar Mediterráneo, que es testigo de las bellas construcciones coloniales características de este municipio presidido por su famoso castillo medieval, otro atractivo ya que sus vistas son privilegiadas. Si vas a comer en alguno de sus restaurantes, no te olvides de pedir marisco o pescado de roca, imperdible. 
  5. Tossa de Mar: cerramos este mini road trip con la parada más al sur de las cinco que te recomendamos, Tossa de Mar. Es tan bonito que en verano es habitual que esté masificado, pero ni siquiera esto debe hacer que no lo visitéis. A medio camino entre un pueblo medieval costero y un pueblo de pescadores propio del Mediterráneo, es ideal para darse un paseo con calma, bañarse en el mar e incluso organizar alguna actividad marítima, como por ejemplo el buceo. Sus aguas cristalinas son inmejorables para esto último.

Cómo ahorrar en tu viaje en coche

Aunque el recorrido no es muy largo entre parada y parada, el gasto en combustible al final del viaje se nota, por lo que merece mucho la pena ahorrar en este aspecto para invertirlo en otros pequeños placeres a lo largo de vuestras vacaciones. 

Para poder ahorrar en combustible en tu viaje por Cataluña, no hay nada más efectivo que encontrar aquellas gasolineras que te ofrecen el combustible más económico, pero tan importante como esto es que sea de la mejor calidad, y solamente las gasolineras del grupo Platinium Oil garantizan ambos requisitos. 

Los carburantes de  la red de gasolineras ubicada a lo largo de todo el mediterráneo, desde la Costa Brava catalana hasta Cartagena, te ayudarán a gestionar el consumo de combustible de forma eficaz sin renunciar a la calidad de la materia prima procedente de las principales petroleras del país. Para ello, se retiran sus impurezas gracias a los filtros externos que poseen todos los surtidores de última generación de las gasolineras del grupo Platinium Oil, que dan servicio las 24 horas del día y los 365 días del año por un equipo humano que marca la diferencia. 

Cómo solicitar tu tarjeta Platinium Oil

Además, puede beneficiarte durante tu viaje por la costa mediterránea de las inmejorables ventajas de disponer de la tarjeta Platinium Oil, que es gratuita y permite repostar en toda la red de gasolineras. La tarjeta, a diferencia de la mayoría de este tipo de servicios, te ofrece dos opciones distintas para aprovechar sus beneficios: con descuentos, dependiendo del consumo mensual, y con tipos de pago autogestionables. 

Para solicitar la tarjeta Platinium Oil, solo tienes que hacerlo en persona en cualquiera de las estaciones de servicio Platinium Oil, que acoge a las marcas Aneu Oil , Vcc Gasóleos y Península Quality Product, o rellenar el formulario online