Vídeo de la semana

Raúl Arévalo debuta como director con 'Tarde para la ira'

La ópera prima de Raúl Arévalo, 'Tarde para la ira' comparte cartelera con 'Gernika', con una comedia argentina al estilo de 'Relatos salvajes', con una peli 'made in USA' sobre el tráfico de armas y con una bella adaptación animada del célebre cuento 'El principito'. 

La ópera prima de Raúl Arévalo, Tarde para la ira, es un thriller sobre la venganza y la ira que comparte cartelera esta semana con Gernika, una producción internacional con María Valverde al frente, con una comedia argentina al estilo de Relatos salvajes, con una pelo 'made in USA' sobre el tráfico de armas y con una bella adaptación del célebre cuento El principito. Tienes dónde elegir, ¿no?

 

Tarde para la ira

Debut en la dirección del actor Raúl Arévalo, actor nacido en Móstoles (Madrid) en 1979 y al que hemos podido ver en películas como AzulOscuroCasiNegro, Los girasoles ciegos, Primos, Los amantes pasajeros, La gran familia española y La isla mínima, así como en series de televisión (Compañeros, Con el culo al aire, EL tiempo entre costuras, Velvet, La embajada). Arévalo ya había dirigido algún que otro corto y alguna escena de Primos, de Daniel Sánchez Arévalo, pero Tarde para la ira, que causó furor en el Festival de Venecia, es su opera prima. Se trata de un intenso y auténtico thriller -al estilo road movie- sobre la violencia enquistada y el sentimiento de venganza que Arévalo empezó a escribir hace ocho años (tras escuchar una conversación en el bar de su padre en la que algunas personas se planteaban qué hacer si su familia sufriera un violento ataque) y en cuyo guión ha participado su amigo y psicólogo David Pulido para ayudarle a diseñar el perfil de los protagonistas principales (dos personajes cargados de violencia y de ira dentro de ellos).
Tarde para la ira está protagonizada por Antonio de la Torre (Gordos, Primos, Grupo 7, Caníval) y Luis Callejo (Mi gran noche, Kiki, el amor se hace, El barco). Ellos son José y Curro, uno con un oscuro secreto y otro recién salido de la cárcel tras 8 años en prisión por el atraco de una joyería. Son dos hombres atrapados por algo que ocurrió hace casi una década, pero mientras Curro sale de prisión con ganas de emprender una nueva vida junto a su novia Ana y su hijo, José no se ha deshecho de los fantasmas del pasado lo que les llevará a ambos a hundirse en el abismo de la venganza.
De lo mejor, la lograda atmósfera plomiza que en gran parte se debe a que la cinta ha sido rodada en en súper 16 mm, un tipo de película que ya no se revela en España (tuvo que hacerse en Rumanía) y que deja un grano y una oscuridad necesarios para la trama. El dato curioso es que tanto la madre como la tía de Raúl Arévalo salen en la película haciendo un 'cameo'.

Gernika

María Valverde protagoniza esta película inspirada en el ataque aéreo que sufrió la población vasca de Gernika durante la Guerra Civil Española. Se trata de una producción internacional que cuenta con un espectacular reparto, en el que encontramos a María Valverde, Álex García, Bárbara Goenaga, Víctor Clavijo, Julián Villagrán e Ingrid Gª-Jonsson, así como a los actores ingleses James D’Arcy (al que hemos visto en películas como Master and Commander y en series británicas como Broadchurch) y Jack Davenport (Piratas del Caribe) y el estadounidense Burn Gorman.
Gernika recrea la historia de ficción de Teresa (Valverde), editora de la oficina de prensa republicana y subordinada de Vasyl (Davenport), asesor ruso del gobierno republicano, y de Henry Howell (D’Arcy), un periodista americano desencantado con la vida y la profesión, que está cubriendo el frente norte de la guerra. Teresa se sentirá atraída por el idealismo de Henry e intentará despertar de nuevo en el periodista su pasión por contar la verdad. El personaje de Henry Howell está inspirado en George Lowther Steer, el primer y único reportero que contó al mundo lo ocurrido en Gernika, jugándose su puesto en la revista Times.

Juego de armas (War dogs)

El director de Resacón en Las Vegas, Todd Phillips, se embarca ahora en una entretenida película de acción basada en dos jóvenes traficante sed armas. Que no nos despiten sus protagonistas, Miles Teller (Footloose, Divergente, Whiplash) y Jonah Hill (Virgen a los 40, Lío embarazoso, Una noche en el museo 2, El lobo de Wall Street, ¡Ave César!), dos caras muy conocidas de las comedias juveniles más locas 'made in USA', porque Juego de armas es una película para adultos, absorbente, asombrosa e irónica sobre la hipocresía de la guerra. Una sátira muy real y cínica sobre el tráfico de armas.
Se trata de la historia real de Efraim Diveroli y David Packouz, dos traficantes de armas que ganaron una fortuna vendiendo mercancía al gobierno de Estados Unidos. El Pentágono les pagó 300 millones de dólares para armar a los aliados afganos. El productor de la cinta, Bradley Cooper, se reserva un mínimo papel, prácticamente un 'cameo' y Ana de Armas tiene un pequeño papel también.

El espejo de los otros

Siguiendo el modelo de la estupenda película argentina Relatos salvajes, pero sin llegar a su maestría, esta cinta también argentina que cuenta con un reparto coral que encabeza Norma Aleandro (El hijo de la novia), gira en torno a un lugar de Buenos Aires que pocos conocen pero del que todos hablan.
El espejo de los otros está ambientada en un singular restaurante que se alza sobre los restos de una catedral gótica en ruinas (sin techo) y que está atendido por dos misteriosos hermanos que observan a las reacciones de los comensales. Este restauramnte ofrece una sola mesa, una última cena todas las noches en la que los comensales (que nunca se repiten) viven algo importante en sus vidas. Cuatro historias distintas (ricos insatisfechos, delincuentes de guante blanco, ex enamorados desencontrados, personas furiosas o desesperadas…) expuestas como en una obra de teatro que solo tiene en común el escenario. El desenlace es sorprendente gracias a las dos últimas historias (la de las tres amigas y la de los hermanos) que envuelve a los otros episodios.

El principito

Reinvención creativa del célebre cuento de Antoine de Saint-Exupéry. El Principito está dirigida por el nominado al Oscar Mark Osborne (Kung Fu Panda) quien ha utilizado una impresionante mezcla de stop-motion y animación por ordenador para una película de dibujos animados familiar que mezcla tres historias en una. El hilo del relato lo lleva la historia de una niña que vive sola con su madre y que está sometida a un plan de vida minuciosamente trazado para poder ingresar en un exclusivo instituto (animación 3D). Afortunadamente para la niña, todo empieza a cambiar cuando conoce a su vecino de al lado, un viejo que intenta echar a andar una vieja avioneta. El viejo -el conocido aviador de la historia original- irá relatando a la niña la historia de El Principito  (stop motion) e introduciéndola a un mundo de fantasía.

Continúa leyendo