Vídeo de la semana

¿Sabes qué es el Kheer? Te enseñamos a prepararlo

Kheer, cuyo nombre proviene de la palabra sánscrita para denominar la leche, es uno de los postres tradicionales de la India y el Sur de Asia.

Kheer, cuyo nombre proviene de la palabra sánscrita para denominar la leche, es uno de los postres tradicionales de la India y el Sur de Asia. Es muy parecido al arroz con leche y no puede faltar en las celebraciones.

 

Pero el arroz con leche es un postre muy común en todo el mundo. Este en concreto, el Kheer, se elabora con arroz o trigo hervido con leche y azúcar. Para darle más sabor se suele añadir azafrán, cardamomo, pasas, pistachos y almendras. En algunas regiones de India la leche de vaca también se puede sustituir por leche de coco. El resultado es un postre muy parecido al arroz con leche o al puding de arroz, pero muy dulce y aromatizado.

 

En España y en casi la totalidad de América central y la hispana, es muy tradicional este postre, aunque “más allá de los mares” generalmente se le agregan pasas y canela. También es común incorporarle yemas de huevo y vino Oporto. El arroz con leche tiene orígenes muy antiguos en Asia y se ve que de alguna forma u otra a través de Asia, Europa y África. Después, se exportó a América debido al comercio y población que emigraba al territorio americano.

Existen varias maneras de prepararlo, pero generalmente se prepara cociendo previamente el arroz con agua, un poco de canela y cascaritas de naranja o limón. Una vez efectuada la cocción se le incorpora leche condensada azucarada, y una cantidad acorde de leche entera pasteurizada para que no quede tan espeso. Después de agregados estos últimos ingredientes, se cocina durante unos 10 o 15 minutos más. En algunas regiones se acostumbra agregarle pasas de ciruela o de uva.

 

En España y países iberoamericanos, en cambio, el arroz con leche se prepara poniendo en una olla un litro y medio de leche fría, 200 g de arroz (que no sea precocido), 150 g de azúcar blanquilla, una ramita de canela y piel de limón. Se cocina a fuego lento hasta que el arroz esté tierno, revolviendo cada tanto para que no se pegue. Una vez que está hecho, se retira del fuego y se agrega media cucharadita de esencia de vainilla. Se puede consumir frío o tibio. También se puede espesar con huevo, nata o harina, o en su defecto, usando leche abundantemente.

 

En los países anglosajones y nórdicos se suele aromatizar con vainilla, en los mediterráneos con canela, con azafrán en Irán y con cardamomo en el norte de la India. Hay una variedad de arroz con leche llamada "arroz emperatriz" en la que se le añaden yemas de huevo. En Perú, al arroz con leche se le puede agregar clavo de olor tomando un sabor y aroma especial, existe una variante que se llama arroz zambito, que es un arroz con leche y chancaca. En Turquía es un postre tradicional y se llama "sütlaç".

 

Continúa leyendo