¿Sabes qué tipo de cadenas para la nieve existen?

Con la llegada del invierno, y sobre todo, las olas de frío que están asolando España, saber qué tipos de cadenas para la nieve hay y qué elementos se deben llevar en el coche puede ser un gran acierto para no quedar atrapada.

Circular por zonas con nieve provoca la pérdida del control del vehículo. Estos cuatro sistemas antideslizantes te ayudarán a ir más segura ante condiciones adversas. 

 

1. Cadenas líquidas

No es un tipo de cadena propiamente dicho, se trata de un spray que se aplica sobre la cubierta del neumático muy fácilmente. Además de ocupar poco espacio en nuestro coche y ser barato, nos ayudará a salir de algunas situaciones comprometidas, ya que aumenta la adherencia del neumático momentáneamente. Eso sí, ten en cuenta que este sistema solo te permitirá conducir durante unos kilómetros y no podrás utilizarlo para circular cuando es obligatorio el uso de cadenas. Si eres de las que no consigues poner las cadenas convencionales, este es tu sistema para salir de un apuro.

 

2. Cadenas de tela

Al igual que las anteriores, las cadenas de tela o textiles son también muy populares por su sencillo montaje, el poco espacio que ocupan y, sobre todo, porque pesan muy poco. Se trata de una funda que cubre por completo la parte exterior de la rueda. A pesar de que son más caras que las tradicionales, su precio ha descendido bastante en los últimos años. Además, incluyen guantes e instrucciones de montaje. Por poner un pero, se desgastan bastante rápido y son muy frágiles.

3. Cadenas metálicas

Son las cadenas de toda la vida, por tanto, es el sistema más utilizado por todos los conductores y el que más fácilmente podremos encontrar en las tiendas. Se trata de una sistema compuesto por unas finas cadenas con eslabones metálicos que rodean el neumático y lo sujetan firmemente. Son, sin duda, las más económicas, pero también las más complicadas de montar, ya que necesitarás más de 4 minutos por rueda para ponerlas, y puedes provocar daños si no las colocas correctamente. Como ventaja, tienen una larga duración y aportan gran seguridad.

 

4. Cadenas semiautomáticas

Son las llamadas comúnmente como Spike Spider, un sistema bastante desconocido por los usuarios, pero el más adecuado para aquellas personas que circulan habitualmente por zonas con hielo o nieve. Además de ser el método más costoso, requiere una instalación previa en la llanta del neumático que permanecerá ahí durante todo el invierno, y se recomienda solo para vehículos de alta gama. Tienen una vida prolongada y se montan en apenas 25 segundos, pero su precio puede ser hasta diez veces mayor que el de las cadenas metálicas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo