Supersticiones de Fin de Año

La esperanza de tener un año nuevo mucho mejor que el que se va es lo que nos mueve a caer una vez tras otra en los mismos rituales supersticiosos de Nochevieja. La última noche del año es ideal para realizar esos pequeños gestos mágicos destinados a combatir la mala suerte y a atraer a nuestra vida más fortuna en el amor, el trabajo y el dinero. Existen muchísimos rituales y supersticiones, pero aquí tienes algunos de los que más se realizan.

Antes y durante la cena

Hacer una limpieza energética de la casa, fregando puertas, ventanas y suelos con agua con limón. Después, ponemos puñaditos de sal por la casa y colocamos adornos mágicos (estrellas, ángeles, corazones). En la puerta de entrada coloca un ‘ramo de la suerte’, hecho con perejil, ruda, romero y albahaca y atado con una cinta verde. Puedes poner también una herradura o tres monedas chinas. Todo esto atrae la buena fortuna. Hay quien cuelga de la cerradura un manojo con 12 llaves antiguas que tras las 12 campanadas entierran o tiran al agua.
Puesto que es una noche para encontrar la luz que nos iluminará el resto del año y que dará un nuevo significado a nuestra vida, es muy importante la figura del fuego esta noche. Si tienes chimenea, enciéndela, y si no, llena la casa de velas para atraer la iluminación y la buena energía. ¡Que no falte una llama en casa!
Poner la mesa también es un punto importante. Elige un mantel blanco y esparce pequeños talismanes sobre el mantel, como ramitas de romero, piedras de cuarzo, monedas doradas o plateadas, imperdibles, granos de pimienta, canela o albahaca. También puedes esparcir espigas de trigo o harina, semillas o legumbres como lentejas. Así atraes la abundancia. Otro gesto mágicos es atar las servilletas con una cinta roja. Una vez desenvuelta la servilleta, cada invitado deberá pedir un deseo y colocársela en la muñeca izquierda. Cuando se rompa el cordón, el deseo se habrá cumplido.

Para las campanadas

Si queremos atraer la prosperidad económica, debemos sostener en la mano izquierda unas monedas o un billete, aunque una tradición precolombina dice que es mejor ponerse la moneda en el zapato derecho. Hay que tomar las uvas de pie como gesto de acción y disposición y hasta hay quien lo hace apoyándose solo en el pie izquierdo, de modo que el primer paso que dan en el nuevo año es con el pie derecho. También podemos echar algo de oro o plata en la copa con la que vamos a brindar o llevar algo amarillo encima. El que quiera casarse tiene que pintarse en alguna parte del cuerpo el nombre de su amado/a con rotulador rojo. Y si no nos atrevemos a llevar ropa interior roja para atraer la suerte, bastará con llevar algo de este color, una cinta atada en la muñeca o un lazo en el pelo, pero será mejor si es regalado.

Coge tu piedra y despide el año con ella

Tienes que agarrar bien fuerte la piedra que corresponda a tu signo del Zodiaco en la mano izquierda. Una vez terminadas las campanadas la metes en un saquito blanco y la llevas encima el resto del año como amuleto. Cada signo tiene la suya:
Aries:
amatista, granate, rubí.
Tauro:
lapislázuli, jade, turquesa, esmeralda.
Géminis:
ojo de tigre, ónix, jade u ópalo.
Cáncer: turquesa, piedra luna, cuarzo blanco.
Leo: ámbar, topacio, granate.
Virgo: ónix, ámbar, esmeralda.
Libra: cuarzo rosa, aguamarina, turquesa.
Escorpio: granate, topacio, cristal de roca, brillante.
Sagitario: turquesa, jaspe, lapislázuli, zafiro.
Capricornio: ópalo, ónix, oxidiana, ojo de tigre.
Acuario: ámbar, topacio, granate.
Piscis: amatista, zafiro, aguamarina.

También te puede interesar:

Continúa leyendo