Toledo, capital gastronómica 2016

Este año, la ciudad castellanomanchega se pone el delantal para ofrecer lo mejor de su despensa. No te pierdas esta oportunidad para hacer una ruta plagada de sabores.

Este año, Toledo se pone el delantal para ofrecer lo mejor de su despensa. No te pierdas esta oportunidad para hacer una ruta plagada de sabores por esta ciudad castellanomanchega.

 

Hacemos este recorrido turístico-culinario de la mano de la periodista Verónica Bravo Piqueras (coordinadora de la web de Mia), nacida en Madrid y criada en Toledo.

 

Rincones para perderse

“¿Qué te gusta de Toledo?”, le preguntamos a nuestra guía, la periodista Verónica Bravo: “Es una ciudad con mucho encanto. En tu viaje a esta ciudad, recuerda que estás caminando por un pedazo de nuestra historia. La puedes ver dos mil veces y la dos mil una te sigue sorprendiendo”, nos confiesa.

 

Para Verónica, lo mejor para empaparse de la ciudad es pasear por ella y perderse por sus callejuelas. “Es todo un placer”, aunque hay rincones que le atraen especialmente como el Parador, “un buen sitio para ver el atardecer con la ciudad a tus pies y conseguir las mejores fotos”, o la calle de Alfileritos, que tiene una historia curiosa: “En ella hay un cuadro de la Virgen al que las mujeres iban a pedir novio a cambio de dejarle un alfiler”, relata.

El claustro gótico de la iglesia de San Juan de los Reyes es otro de sus lugares favoritos, así como los patios toledanos. “En algunos casos son auténticos vergeles. Se abren en muy pocas ocasiones; una de ellas es el Corpus Christi”.

 

En la escapada a Toledo que propone Verónica no puede faltar “un paseo nocturno por la judería, con sus callejones estrechos y solitarios llenos de magia”, o “por los viejos puentes que cruzan el Tajo: el de Alcántara y el de San Martín”.

 

 

Cocina con nombre

Durante 2016, Toledo es capital gastronómica. Para nuestra guía en la ciudad, este nombramiento es una estupenda oportunidad para conocer los productos de la tierra (queso, aceite, vino, azafrán, caza...) y deleitarse con las propuestas culinarias de algunos de los chefs toledanos más reconocidos, como Adolfo Muñoz, Premio Nacional de Hostelería en 2013 (su restaurante está en Hombre de Palo, 7; hace su propio vino, ‘Pago del Alma’, en un cigarral de Toledo), o Iván Cerdeño, que tiene una estrella Michelin con El Carmen de Montesión (Montesión, 107; asociado al grupo El Bohío, del televisivo chef Pepe Rodríguez).

 

Verónica también destaca las cocinas de Casa Valero (Avenida de Irlanda, 22), “con muy buena materia prima, hay que pedir los huevos con foie y los filetes de venado”, de Locum (en Locum, 6, situado en un caserón del casco antiguo), con “excelentes versiones del cocido y del potaje de vigilia”, y de La Ermita (Ctra. de Circunvalación, s/n), que al estar en el valle “es un sitio perfecto para cenar y disfrutar de la ciudad iluminada”. 

Aquí hay tapeo

En la ciudad de las tres culturas también se tapea mucho y bien. El casco antiguo está jalonado de tascas y bares estupendos en los que hacer una parada mientras se disfruta de la grandiosidad de Toledo.

 

En Alfileritos 24 (en la misma dirección) nuestra guía Verónica recomienda tomar “los tacos de ciervo con salsa de setas y las croquetas cremosas de boletus”. Su opción para El Trébol (Santa Fe, 1) son “las bombas de patata y la rosca de picadillo de ciervo”. En La Abadía, “un restaurante- bar muy pintoresco, con cuevas y aljibes abovedados”, aconseja pedir “la sartén de migas manchegas”. Y en Entrecalles (De la Paz, s/n, frente al Alcázar), “las carcamusas (plato típico de la ciudad) y los saquitos entrecalles”.

 

A Verónica le gusta también el Mercado de San Agustín (Cuesta del Águila, 1 y 3), que cuenta con varios locales en los que “se puede picotear, tomar un café o hacer una cata de vinos”.

Mazapán y vino 

En este año gastronómico el mazapán, cómo no, es uno de los productos estrella. El más famoso se encuentra en las confiterías Santo Tomé (el obrador está en Santo Tomé, 3), aunque “en la puerta de cualquier convento también se venden mazapanes artesanos”, cuenta Verónica.

 

“Los que quieran visitar una bodega, tienen Finca Loranque, en Bargas, a 10 km de Toledo”, explica nuestra guía. “Hacen buenos vinos. Y una curiosidad: es la que sale en la serie Cuéntame”.

 

 

Guía Práctica

Para organizar tu viaje a Toledo.

 

[Cómo llegar]

El tren de alta velocidad conecta la capital manchega con Madrid 15 veces al día. El trayecto dura 35 minutos. Infórmate en Renfe.

 

[Dónde Dormir]

Hotel Fontecruz. Un alojamiento de lujo en el centro de Toledo. Doble, desde 84 €. Reserva en Hoteles.com.

 

[+ info] www.toledo-turismo.com             

Consulta todos los eventos gastronómicos aquí.

Continúa leyendo