Tres Planes Sorprendentes en Berlín.

Este año se celebra el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín. ¿Qué mejor excusa para visitar la capital alemana? Te invitamos a dar un paseo por la historia más reciente de una de las ciudades europeas más cosmopolitas, vanguardistas y modernas. Recorre con nosotros Berlín. Te proponemos tres originales planes.

PLAN 1:
Para amantes de la historia: celebrar el 25 aniversario de la caída del Muro.
Berlín es Historia (con mayúscula) y es vanguardia. Es pasado y es futuro. Para entender mejor esta dicotomía, te proponemos un recorrido por los lugares emblemáticos del Muro, ahora que en 2014 se cumplen 25 años de su caída (fue el 9 de noviembre de 1989). Esa gruesa pared de hormigón que durante 28 años separó el Este comunista del Oeste de los aliados, y con ello la vida de tantas familias, es la causa de que tras la reunificación alemana surgiera una nueva metrópoli. Aunque el olvido nunca fue una opción para los berlineses, sí la integración; por eso encontramos trozos de Muro diseminados por toda la ciudad. Y allí donde fue derribado definitivamente, una línea de doble adoquín que recuerda la dramática división. La podemos ver, por ejemplo, en la Postdamer Platz, el corazón del Berlín moderno: la línea está junto a fragmentos de Muro y un pintoresco puesto regentado por un supuesto oficial soviético de aduanas, en donde te puedes comprar un pasaporte y marcarlo con los sellos de las distintas fronteras del Berlín dividido.
Otro de los puntos neurálgicos del Muro es el Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más conocido entre Este y Oeste. Lo que vemos en la actualidad es una instalación del artista Frank Thiel consistente en una vitrina de luz con dos fotos de soldados, uno soviético y otro estadounidense. También hay una reconstrucción de una torre de vigilancia de los aliados. Es uno de los lugares donde obligatoriamente te tienes que hacer una foto para decir que has estado en Berlín. Además, el Checkpoint Charlie, que era punto de canje de espías, ha sido a menudo escenario de multitud de films. Allí se rodaron Octopussy, de la saga James Bond, y Cortina rasgada, de Hitchcock.
En la misma calle está el Museo del Muro, con una exposición permanente sobre su historia y una colección de objetos utilizados por los fugitivos en su huida de la RDA. 5.000 personas lo lograron, pero en el intento fueron asesinadas 276 más, según las ultimas investigaciones. A unos minutos, está la Topografía del Terror (un lugar que documenta la barbarie nazi), que mantiene 200 metros originales de esta barrera.
Quizá la parte más lúdica de este vestigio histórico es la East Side Gallery, una autentica exposición al aire libre de 1.316 metros de Muro –la parte más larga que se conserva–, creada por artistas de más de veinte países después de la reunificación. Está a la orilla del río Spree, en el barrio de Friedrichshain. Todos los murales te impactarán, aunque entre los más populares está el del coche Trabant que atraviesa la pared, y el famoso beso fraternal socialista entre Honecker y Brézhnev. Para acabar este paseo por la Historia, visita el Memorial y centro de documentación del Muro, que se extiende a ambos lados de la calle Bernauer. En él conocerás historias reales que no te dejarán indiferente.

PLAN 2: Para adictas al ‘shopping’ y al diseño berlinés.
Una de las zonas donde se respira más talento artístico de Berlín es el barrio de Spandau, en Mitte. Aquí se encuentran los Hackescher Höfe, un conjunto de viviendas de estilo modernista con ocho patios interiores que se comunican entre sí, construidos en 1906 por el arquitecto berlines Kurt Berndt y rehabilitados tras la caída del Muro. En 1972 fueron declarados monumento histórico. Hoy en día los patios son un punto de encuentro de los berlineses más cool y un auténtico foco de atracción de los turistas, gracias a sus tiendas de diseñadores de moda, complementos y decoración, a sus restaurantes y bares e incluso a sus ofertas de ocio; en uno de sus patios (Endellscher Höfe) hay un cine de arte y ensayo y el teatro Chamäleon, uno de los más bellos de Berlín, con un espectáculo de acrobacias y variedades de lo más innovador. Si en tu recorrido por la ciudad aún no te has topado con una tienda de Ampelmann, el famoso muñeco de los semáforos e icono de Berlín, aquí encontrarás una de las más bonitas. En los Hackescher Höfe se respira actividad; sin embargo, y aunque parezca contradictorio, también son un remanso de paz en donde descansar un rato, tomarse un café o una buena cerveza y ver la vida pasar. Para llegar hasta allí, toma el metro hasta la parada Hackescher Markt.

PLAN 3: Para viajeras atrevidas con ganas de conducir.
Ver Berlín de punta a punta en un ‘Trabi’ o Trabant tiene su gracia. En su día fueron los coches de bajo coste más populares de la República Democrática Alemana. Hoy, la empresa Trabi Safari los ha recuperado para organizar recorridos por toda la ciudad. Si te atreves, sólo tienes que decidirte por uno de los vehículos entre los cien que forman su flota (en rosa, simulando una piel de jirafa o de cebra, descapotable, limusina...) y comenzar tu ‘safari’ por la jungla berlinesa; eso sí, primero recibes un pequeño cursillo sobre cómo manejarlo –es muy fácil y seguro, pues la velocidad máxima que alcanza son 30 km/hora–. Puedes elegir entre varios tipos de tour: el clásico del Oeste, el salvaje Este y un tercero que sigue el Muro. El clásico por el Berlín Oeste, que dura poco más una hora, pasa por todo lo imprescindible de la capital alemana: la Postdamer Platz, los famosos grandes almacenes KaDeWe, la Iglesia-Memorial Kaiser Guillermo, con su cúpula derribada por los ataques aéreos de la Segunda Guerra Mundial, la Columna de la Victoria, que está en la avenida que cruza el parque Tiergarten, la Puerta de Brandemburgo, el Reichtag, el moderno edificio de la Estación Central, la Catedral, la Torre de la televisión, el Ayuntamiento, la plaza Gendarmenmarkt y el Checkpoint Charlie. Nunca irás sola, ya que el recorrido se hace en un convoy capitaneado por un guía que al mismo tiempo ofrece información sobre la ciudad y muchísimas anécdotas curiosas. Es muy divertido, porque verás cómo la gente se queda mirando el convoy en cada semáforo. El precio depende del número de ocupantes del coche: una persona, 60 €; dos, 44 €; tres, 39 €, y cuatro, 34 €.

GUÍA PRÁCTICA
Dónde dormir:
-Mondrian Suites Hotel Berlín Checkpoint Charlie. Un hotel con una decoración funcional en una zona de absoluto interés, al lado del famoso paso fronterizo. Es una buena opción si además de un sitio donde dormir te interesa tener un pequeño salón y una cocina. En los días despejados, las vistas desde la terraza del hotel son espectaculares. Doble, desde 63 €/noche.
-Wyndham Grand Collection Berlin Potsdamer Platz.    Tiene una buena ubicación entre dos de los imprescindibles de Berlín: la Puerta de Brandemburgo y el Sony Center. Con un buen restaurante internacional y una barra de cócteles. Doble, desde 88,36 €/noche.
-Hotel OTTO. Decoración de diseño, divertido pero sin pretensiones. Está en el barrio de Charlottenburg, uno de los más encantadores de Berlín, cerca de la Universidad, del famoso zoo berlinés y de la iglesia conmemorativa del Káiser Guillermo. Habitación doble, desde 80 €/noche.

Dónde comer:
-Das Meisterstück. Te gustará este restaurante si lo que buscas es gastronomía típica alemana con un aire de vanguardia. Ofrece una cocina central abierta, para poder ver la elaboración de los platos. Posee también una interesante tienda. Precio: entre 20 y 40 € por persona.
-Chipps. Cocina enfocada hacia los productos de temporada y regionales de la mejor calidad (foto de abajo). Está situado en una zona céntrica, en el corazón de Berlín. Precio: de 25 a 30 € por persona.
-Gastro Rallye. Esta empresa organiza recorridos gastronómicos con el maravilloso objetivo de probar platos diferentes en zonas distintas de la ciudad: puedes elegir entre ir a restaurantes del Este, del Oeste, de ambas zonas, un tour de lujo o uno de aperitivos. Resulta una interesante forma de conocer la ciudad, aunque no es para todos los bolsillos.

Cómo llegar:
La compañía Air Berlin enlaza diariamente la capital alemana con Barcelona, Madrid y Palma de Mallorca, y varias veces a la semana con Alicante, Ibiza, Menorca y Málaga. Desde 170 € billete i/v.

+ info
www.visitberlin.de/es.
www.airberlin.com.

Continúa leyendo