Un Benidorm diferente

Calas con encanto, zonas de escalada, barbacoas al atardecer, parques naturales... ¿Nos acompañas a descubrir los rincones más desconocidos de benidorm, la capital del turismo levantino por excelencia?

Calas con encanto, zonas de escalada, barbacoas al atardecer, parques naturales... ¿Nos acompañas a descubrir los rincones más desconocidos de la capital del turismo levantino por excelencia?

 

Nuestra guía en Benidorm

Recoremos este rincón del Mediterráneo de la mano de Laura Martín Marín, licenciada en Turismo, asesora, experta en España y sus costas, de Pangea, The Travel Store. Enamorada de los viajes, conocer otras culturas, personas y formas de vida, Laura ofrece experiencias únicas para todos los bolsillos, gracias a sus vivencias viajando.

 

Playa y montaña en el Finestrat

Cuando hablamos de Benidorm, lo primero que nos viene a la cabeza es sol, playa, cuerpos esculturales, fiesta, etc. Sin embargo, tiene mil y un secretos por descubrir. Como la zona del Finestrat, en la que se encuentra la cala del mismo nombre, una playa con encanto que acaba en una pequeña colina con unas vistas que quitan el hipo, o el casco antiguo, precioso, único, mágico. Sobre sus adoquines se levanta un antiguo castillo de origen árabe y cientos de pequeñas casas de color blanco. Sus estrechas callejuelas nos llevan hasta el mirador El Castell, ofreciéndonos unas preciosas vistas de la costa y la montaña. Para los amantes de la naturaleza, hay dos lugares que recomiendo personalmente: el área recreativa de Font del Molí, el lugar perfecto para hacer senderismo gracias a sus caminos a 1.410 m de altura; y el Puig Campana, uno de los puntos emblemáticos de la Costa Blanca y lugar perfecto para practicar bici de montaña.

 

Rincones secretos  

Aunque parezca mentira, también existen varios lugares en los que relajarse y salir del ajetreo diario del Benidorm más turístico, como la playa de Albir, al norte de la ciudad. Aquí, durante el tercer fin de semana de agosto tienen lugar las fiestas de verano con correfocs, conciertos, ferias o mercados gastronómicos. Además, todos los domingos hay un mercado municipal, que llena la zona de puestos de ropa, frutas, verduras, etc. Allí mismo está el Faro de Albir, que forma parte del Parque Natural de la Sierra Helada y unas antiguas minas de ocre a las que también podemos acceder, siempre y cuando vayamos con la máxima precaución. Si nos dejamos llevar por nuestro espíritu aventurero podremos descubrir pequeñas calas escondidas como La Mina, el Metge y la Cala del Amerador. Para los más urbanitas, nuestro camino a través del paseo marítimo nos lleva hasta el Rincón de Loix. Allí está el mercado municipal (miércoles y domingos), con multitud de productos. Al caer la noche, las calles se llenan de vida gracias a una animación nocturna inigualable. Desde el Rincón de Loix podemos ir a La Cruz subiendo por unos escalones de piedra. No hay un sitio mejor para descubrir Benidorm desde las alturas.

La ruta más aventurera

Más allá de sus playas y su marcha, Benidorm tiene otros lugares que merecen la pena como la Ruta de La Sierra de Bernia desde Algar, un recorrido de 16 km en forma de cresta que finaliza en el barranco de Mascarat. En el camino pasamos por Fuentes del río Algar, un conjunto de embalses y cascadas donde podrás aprovechar para darte un refrescante baño. También puedes hacer un crucero a la Isla de Tabarca, la única isla habitada de la Costa Blanca. Si buscas aventura, haz una ruta en 4x4 para disfrutar de los terrenos montañosos del interior de este litoral. Espectaculares montañas y valles, pueblos abandonados, embalses color turquesa… todo lo que te puedas imaginar. Si eres más de mar atrévete con el Cable-Sky, un circuito de 1.000 m2 con 4 torres unidas entre sí mediante un cable que permite hacer esquí acuático sin la propulsión de un barco.

 

Guía práctica

Dónde dormir:

Hotel Agir 4* Excelente ubicación, en una de las avenidas más importantes de Benidorm y a menos de 150 m de la arena de la playa. Tiene spa, gimnasio y una piscina en la azotea para aliviar el calor con las mejores vistas.

Hotel Ambassador Playa. Perfecto para descansar y olvidarte del estrés. Cuenta con un centro de bienestar con spa y gimnasio, y una cocina excelente. Está situado a 250 m de la playa.

 

Dónde comer:

Restaurante El Cantone (Av. de Benidorm, 3): bar familiar situado en la calle principal del Finestrat. Sus especialidades: arroz con habichuelas y nabo, arroz a banda, pebrera tallada o coca girada.

Restaurante Aitona (Av. de Ruzafa, 2). De cocina tradicional especialista en arroces, fideuá y carnes. El arroz a banda es su plato estrella.

Restaurante Hotel Nadal: (Av. Madrid, 41). En el Rincón de Loix. Frente a la playa del Levante. Arroz de magro y verduras o magro y sepia.

 

+ INFO

www.pangea.es

www.visitbenidorm.es

 

Continúa leyendo