Un divertido libro para olvidar los problemas

'El matón que soñaba con un lugar en el paraíso', es lo nuevo del sueco Jonas Jonasson. Un libro que te sacará una sonrisa y te hará olvidar los problemas.

El matón que soñaba con un lugar en el paraíso, es lo nuevo del sueco Jonas Jonasson, el autor de El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Un libro que te sacará una sonrisa y te hará olvidar los problemas.

 

La literatura de evasión está de moda. Los libros del alemán David Safier (Maldito Karma, Jesús me quiere, Yo, mi, me... contigo, Una familia feliz, ¡Muuu!, Más Maldito Karma), los del neozelandés Graeme Simsion (El proyectos esposa, El efecto matrimonio), los del estadounidense Patrick Dennis (La tía Mame, La vuelta al mundo con la tía Mame, Mi tía y yo, El Genio, Triángulo desnudo) y los de su compatriota Christopher Moore (Un trabajo muy sucio, La sanguijuela de mi niña, ¡Chúpate esa!), los de los británicos Laura Norton (No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas) y Gerald Durrell (Mi familia y otros animales) y, por último, las novelas del sueco Jonas Jonasson (El abuelo que saltó por la ventana, La analfabeta que era un genio de los números), han abierto el universo de la lectura a un público que desea divertirse y evadirse de los problemas de la vida cotidiana e, incluso, reírse de ellos si hace falta. Si tu eres uno de ellos, toma nota de las 20 sugerencias que acabamos de hacerte y de ésta que viene ahora. Lo último que ha llegado a las librerías.

Jonas Jonasson

Precisamente este último, Jonas Jonasson, el autor de El abuelo que saltó por la ventana y se largó da rienda suelta, una vez más, a su fértil imaginación y a su humor para crear la historia de un exconvicto muy peculiar. Lo hace en su nueva novela, El matón que soñaba con un lugar en el paraíso (Salamandra, 19 € o 11,99, ebook).


Comenzó siendo periodista (jefe de deportes de un periódico) pero luego fundó su propia empresa, una productora de televisión con la que empezó a ganar dinero a espuertas, entre otras cosas por su adicción al trabajo. Tenía más de cien empleados cuando la salud le dio un susto y se percató de que no era feliz. Decidió venderlo todo (le dieron 12 millones de euros), casarse, tener un hijo y escribir una novela disparatada sobre un anciano que se fuga de su residencia. Con ella se convirtió en un escritor bestseller. Vendió 10 millones de ejemplares, publicó una segunda novela y se hizo famoso en su país, Suecia, dando que hablar en la prensa rosa con un sonado y polémico divorcio.

 

Este no es el argumento de una novela, aunque bien podría serlo, sino la historia del escritor sueco Jonas Jonasson, cuyo último capítulo es la publicación de una nueva novela de título kilométrico (para no perder la costumbre) y de dura critica social encubierta con humor. Un libro surrealista, de humor ácido, lleno de rocambolescas historias.

El matón que soñaba con un lugar en el paraíso

Es la historia de Johan ‘Asesino’ Andersson, un exconvicto que quiere dejar de ser pobre y maquina un loco plan para ello. Después de cumplir tres largas condenas por homicidio, malvive realizando a base de alcohol y de pequeños trabajos de intimidación para los gánsteres locales. Pero todo cambia el día que conoce a una pastora protestante que no cree en Dios y al apocado recepcionista de un antiguo burdel reconvertido en hotel de una estrella. Tres extraños personajes reunidos bajo el mismo techo a los que no se les ocurre otra cosa que idear una solución permanente para dejar atrás la pobreza. Entre los tres suman una innegable habilidad para amedrentar al prójimo, una gestión adecuada y relaciones públicas de calidad. El éxito parece asegurado... Hasta el repentino encuentro de Asesino Anders con Jesucristo.

Continúa leyendo