Una Corona de Navidad Casera

Si ya estás pensando en la Navidad y en los adornos, te propones una bonita idea para decorar la puerta de tu casa. Se trata de una corona hecha con ocho corazones de distintas telas en tonos rojos. Tú puede elegir otros colores que te gusten más o aprovechar telas viejas que tengas en casa.

Para realizar la corona vas a necesitar los siguientes materiales:

-Una plantilla de un corazón. Píntalo sobre una cartulina y recórtalo. El tamaño aproximado debe ser de 11 cm  de ancho (en la parte más ancha) por 7,50 cm de alto (desde la V del corazón a la punta).

-Tela de colores de ocho estampados o colores diferentes.

-Hilo blanco y rojo, aguja, alfileres, tijeras, cortalambres y alicates.

-Una percha vieja (de las que dan gratis en las tintorerías) o un trozo de alambre.

-Cinta americana.

-Rellenos de cojines o guata.

-Cinta de color rojo (o de otro color que pegue con la tela elegida).

-Lazo de terciopelo.

La corona de corazones se hace siguiendo estos pasos:

Paso 1: Una vez pintado el corazón sobre el cartón y recortado, lo utilizamos como plantilla y vamos marcando el borde sobre cada trozo de tela. Necesitaremos 16 trozos de tela. Dos de cada tipo de tela o estampado elegido. El dibujo del corazón se pinta por el revés de la tela.

Paso 2: Se unen los dos trozos de tela del mismo estampado dejando los corazones pintados por los lados exteriores. Para que coincidan bien los dibujos se pueden fijar con alfileres y se cosen dejando unos 4 cm. de abertura en unos de los lados. Por último, se recortan los bordes sobrantes.

Paso 3:  Se da la vuelta al corazón. Para ello se saca uno de los extremos por la pequeña abertura que hemos dejado y, poco a poco, se va sacando el resto del corazón por ahí. Una vez dado la vuelta del todo, se rellena con guata .

Paso 4: se cierra la pequeña abertura, intentando ocultar las puntadas para que no se vean.

Paso 5: Una vez hechos los ocho corazones los unimos por los laterales a la altura de la parte más ancha (más o menos es a la altura del pico de la V central). Para unirlos pasamos una cinta de algodón  por ambos corazones y hacemos un lazo.

Paso 6: Cogemos la percha (o el trozo de alambre) y con unos alicates le vamos dando forma redondeada.

Paso 7: Lo colocamos sobre los corazones puestos en círculo y calculamos el tamaño que ha de tener el alambre.  Cortamos con unos alicates y pegamos los extremos del alambre con cinta americana.

Paso 8: Cosemos cada corazón al alambre.

Paso 9: Por último, elegimos el corazón que queremos que vaya arriba de la corona y en él cosemos una cinta de terciopelo doble, de modo que nos sirva para colgarla.

Continúa leyendo