Viaje a Bristol: Día 1

Disfruta de tu primer día en la localidad inglesa visitando su precioso puerto, sus galerías de arte y conociendo su ambiente nocturno.

Durante las primeras horas en la localidad conoceremos la zona del puerto, visitaremos las zonas más artísticas y disfrutaremos del ambiente nocturno de la ciudad. ¡No te lo pierdas!

 

Mañana

 

El puerto

Empezamos nuestro recorrido por el Harbourside, el lugar en el que nació la ciudad de Bristol. Aquí desemboca el río Avon. Fue el segundo puerto más grande de Inglaterra y ahora es un enclave de ocio. Durante los fines de semana se llena de puestos callejeros, música y familias que disfrutan del tiempo libre y del sol. Cada verano se celebra el 'Harbourside Festival' con conciertos, danza y un montón de espectáculos divertidos.

 

Catedral de la Santísima Trinidad

De abadía agustina a catedral anglicana. Comenzó a construirse en el siglo XII, pero realmente hasta el siglo XIX no se le añadieron la nave central y sus dos torres gemelas. Una curiosidad: la catedral tiene una cafetería –el Café 1542– con jardín en el cementerio contiguo, así que si no eres aprensiva te puedes tomar un café al pie de una tumba medieval.

St Nicholas Market

Es un mercado con encanto del casco viejo. Se ubica en la parte trasera de la iglesia de St Nicholas. Hay de todo un poco y es un buen sitio para almorzar: tiene varios restaurantes multiculturales. Abre de lunes a sábado de 9:30 a 5 h. Los viernes y sábados este mercado, al que todo el mundo se refiere como ‘St Nicks’, se amplía a las calles adyacentes.

 

Tarde

 

Arte callejero de Banksy

Es uno de los artistas del grafiti más famosos del mundo. Nadie conoce su identidad, pero se sabe que se crió en Bristol. Puedes realizar un recorrido por toda la ciudad en busca de sus obras siguiendo las indicaciones a través de su página. No te dejarán indiferente.

 

Hotel Du Vin

Si tienes la oportunidad de tomar el té de la tarde, éste es el sitio. Está instalado en una Sugar House, una antigua fábrica de azúcar del siglo XVIII. Hoy es un hotel con encanto. Su 'afternoon tea' es uno de los mejores de Bristol y en él no faltan minisándwiches, scones y pastelitos.

 

Museo y Galería de Arte

En su colección permanente hay arte, arqueología, geología e historia natural. Todo en un edificio impresionante de estilo barroco eduardiano. Si vas con niños, se quedarán boquiabiertos con la réplica de un aeroplano construido en Bristol en 1910, que está suspendida del techo de una de sus salas. Abre a diario de 10 a 17 h; sábados y domingos, hasta las 18 h. La entrada es gratuita.

Noche

 

Bordeaux Quay

Regresamos al puerto para cenar en este restaurante situado en un antiguo almacén portuario. Muy recomendable el risotto con guisantes, calabacín amarillo, espárragos, mascarpone y menta.

 

The Old Duke

Sólo por conocer un pub con tanta solera (1775) merece la pena entrar, más aún si te gusta el jazz: hay conciertos cada noche. Pero no es el más antiguo: le gana The Hatchet Inn (1606), también en el casco viejo.

Continúa leyendo