Warren Richardson gana el Word Press Photo

El fotógrafo australiano ha sido galardonado con la máxima distinción del fotoperiodismo mundial.

El fotógrafo australiano ha sido galardonado con la máxima distinción del fotoperiodismo mundial. Una imagen en blanco y negro, en ella dos hombres sujetan un bebé. La presencia de una fría valla de acero, situada en el centro de la imagen, otorga una halo de angustia y tensión. En el epicentro de la fotografía aparece un bebé. La esperanza de una nueva vida es la nueva ganadora del premio World Press Photo. En ella, un refugiado sirio pasa a un bebé a otra persona situada en la frontera entre Serbia y Hungría. El shock que produce la imagen es, extremadamente escalofriante.

Una simplicidad de gran alcance

 

El conflicto de Siria ha tenido tal repercusión mediática que hasta se podría decir que incluso nos hemos familiarizado con las imágenes de miles de personas luchando por un futuro mejor. Mientras que los gobiernos miran a otro lado, los refugiados sirios huyen de un lado a otro. El australiano Warren Richardson decidió denunciar esta penosa situación con esta instantánea. La fotografía se tomó después de que el fotógrafo premiado pasase cinco días en un campamento de este tipo.

 

Richardson es freelance y trabaja, en la actualidad, en el Este de Europa. Su vivencia en la zona de conflicto y su día a día tras la cámara le valieron para captar la imagen galardonada. La foto es real, no hay trucos ni atrezzo. La última medida tomada por los responsables del concurso es el reciente código de conducta. Este implica "reflejar con fidelidad la escena captada para no engañar al público". La veracidad impacta, teniendo especial relevancia la alambrada que, según el jurado, "lo dice todo".

 

Otros galardonados

 

El conflicto sirio también ha protagonizado otra de las instantáneas premiadas en el concurso. Se trata de una serie de fotografías donde se muestran personas que huyen de Siria e Irak por el mar. El fotógrafo griego Sergej Ponomarev es el creador de este conjunto de fotos captadas, en su momento, para el New York Times.
También en la categoría de Gente, el esloveno Matic Zorman retrató a a varios niños refugiados. Las imagenes sirven para denunciar esta tragedia.

Continúa leyendo