Ocio

Los mejores mercados gastronómicos de España

En los últimos años el concepto de “mercado” se ha redefinido y ha dejado de relacionarse exclusivamente con los mercados callejeros o los mercados de barrio en los que solo se podían comprar ciertos alimentos. Los mercados han vivido una auténtica transformación, y se han convertido en lo que hoy conocemos como mercados gastronómicos: lugares donde no solo se puede comprar productos, si no donde se pueden degustar y, de paso, vivir todo tipo de experiencias culinarias. Estos mercados, por ello, se han convertido en sitios muy de moda donde todo el mundo quiere ir y que suelen tener una gran afluencia de público.

Hasta hace poco tiempo, los mercados siempre habían sido populares por ser los únicos sitios que ofrecían productos frescos de temporada. De hecho, eran los lugares donde, sobre todo en pueblos y ciudades pequeñas, había que acudir si se quería comprar, por ejemplo, fruta del día o pescado y carnes frescas. Hoy en día, los mercados gastronómicos siguen disponiendo de estos alimentos básicos, pero la gran mayoría de ellos han ido más allá y se han especializado en productos gourmet, que atraen a los críticos gastronómicos más selectos, a los más foodies y sobre todo, a muchos turistas en busca de un buen plan.

Seguro que te suena el famoso Mercado de San Miguel, situado en pleno corazón de Madrid, o el mítico mercado de La Boquería, en el centro de Barcelona, aunque haya muchos más repartidos por toda España: Platea, también en Madrid, el Mercado Central de Valencia, la Lonja del Barranco, en Sevilla, el Mercado del Puerto, en Las Palmas de Gran Canaria, el Mercado de la Merced, en Málaga…

Como están tan de moda, te proponemos un interesante recorrido por los mejores mercados gastronómicos de la geografía española. En ellos podrás hacer la compra semanal, pero también tapear o comer, descubrir productos selectos y artesanales y vivir toda una experiencia culinaria. ¡Algunos hasta ofrecen talleres! Muchos de estos mercados cuentan con más de 30 puestos o rincones especializados en diferentes productos, recetas y platos de cocina… Así que anótalos, ¡y no te los pierdas!